La Fiscalía Correccional Nº 4, a cargo de la fiscal Gabriela González, ya determinó que los peritos de parte deberán presentar los respectivos resultados sobre los peritajes que comenzaron el lunes 10 de este mes en el hospital público Materno Infantil.

Cada uno de los médicos acusados por la muerte del niño de Isonza que falleció producto de una aparente mala praxis cuenta con un perito de parte.

“A fines de febrero se vence el plazo y los peritos deben contar con las conclusiones de los exámenes periciales”, expresó, en diálogo con El Tribuno, la fiscal Gabriela González. “No van a tener más tiempo, porque ya cuentan con el material correspondiente para emitir dictamen”, afirmó la letrada.

Los peritos podrán emitir un dictamen único o de parte y recién la fiscal se expresará al respecto.

Entre los médicos imputados, Walter Pereyra escogió como perito a Miriam Montenegro, Alberto Aleman eligió a Sergio Gonorasky, en tanto que José Muela a Juan Ignacio Casalis. A su vez, la Fiscalía también cuenta con dos peritos.

“Los dictámenes que los peritos emitan no serán vinculantes para la fiscal ni para el juez de la causa, de manera que solo representarán una prueba dentro del caso”, sostuvo Pablo Tobío, abogado de la familia de Luciano Martínez, el niño que falleció.

Tobío es quien hace pocos meses se manifestó en contra del perito escogido por el médico José Muela, dado que pertenecía al hospital público Materno Infantil, lo que lo convertía en juez y parte. El pedido de cambio de perito fue considerado por la Justicia, de modo que hoy Juan Ignacio Casalis es el perito de Muela.

Recurso de amparo

Ignacio Murga, abogado de Federico Chuchuy, uno de los neurocirujanos que fue sumariado por su desempeño en el caso del niño de Isonza, pese a que la Justicia determinó que no actuó mal como se lo acusó, explicó que en caso de que se agote la vía administrativa, presentará un recurso de amparo en la Justicia.

“Mi defendido no está acusado por la Justicia, la Fiscalía no emitió dictamen en su contra. No se comprobó cargo alguno sobre él, tampoco fue imputado como el resto de los médicos, motivo por el que no se entiende por qué fue sumariado y lo dejaron cesante”, explicó Murga.

Añadió que “Chuchuy fue privado de su derecho a trabajar, y quedó afectado moralmente”.

Murga sostuvo que sobre la situación de Federico Chuchuy la administración no resolvió nada, pese a que ya se vencieron los plazos procesales establecidos.

“Los motivos por los que fue sumariado y suspendido del hospital se apoyan en argumentos que ya fueron desestimados porque no coinciden con lo que ocurrió”, dijo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...