Ayer en la mañana y tras una larga espera, personal de la Brigada de Investigaciones, como resultado de tareas de inteligencia policial, logró el secuestro de más de 170 kilos de hojas de coca ingresadas ilegalmente al país y transportada desde la frontera hacia nuestra capital para su distribución.

El procedimiento se concretó a las 10.25 en la intersección de calles San Luis y Coronel Moldes, cuando el vehículo sospechoso de traficar hojas de coca, se detuvo en el lugar.

El automóvil, un Fiat de color gris, último modelo, fue abordado por personal policial que solicitó identificar a sus ocupantes, dos hombres y una mujer, todos mayores de edad.

A pesar de la negativa del trío a ser requisados, la policía logró secuestrar, con orden judicial desde el interior del vehículo, más de 170 kg de hoja de coca.

La mercancía era trasladada en paquetes de grandes dimensiones sin prensar, de máxima calidad, quizá para el fraccionamiento y distribución de la conocida coca despalillada, que se vende en los principales quioscos y drugstores de la capital salteña y en los principales accesos a la ciudad capital.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...