“La Real Academia Española debería buscar un nuevo adjetivo para Messi”, dijo Alejandro Sabella, cuando le pidieron que defina la actuación del crack rosarino, en un partido por las Eliminatorias.

Es que la Pulga definitivamente es de otra dimensión y agotó todos los elogios posibles, en un año memorable, donde logró romper todas las marcas que se le ponían en su camino y fue sin lugar a dudas el futbolista más desequilibrante del planeta.

“Messi es el mayor goleador del mundo, quizás el atleta más famoso, pero él se mantiene pequeño”, escribió el New York Times, reflejando la personalidad del astro argentino.

LIO MESSI CON SU HIJO THIAGO 

Los 91 goles anotados en 2012 en Barcelona y el seleccionado argentino, que minimizaron primero al brasileño Pelé y luego al bombardero alemán Gerd Müller, los complementó metiéndose en la preferencia del hincha argentino, rendido ante el liderazgo futbolístico que ejerció durante la transición hacia el único logro que le resta y merece: la copa del Mundo.

Con la humildad, que atesora en su interior, no se cansa de repetir que no dudaría en cambiar todos esos logros conseguidos, por ganar un Mundial con la celeste y blanca. 

En los doce meses del año que concluye, el rosarino, de 25 años, recorrió un camino repleto de actuaciones consagratorias que por ejemplo le valieron recibir la ‘‘Bota de Oro’’, al máximo anotador de las competiciones europeas, su record ingresó al libro Guinnes y sin dudas culminará con la adjudicación del Balón de Oro FIFA por cuarta ocasión consecutiva, algo inédito para los registros de este premio que ganaron tres veces, entre otros, el francés Michel Platini y los holandeses Marco Van Basten y Johan Cruyff.

Poco le importaron las comparaciones con Cristiano Ronaldo o las chicanas encubiertas de Mourinho. Messi habla poco y responde dentro de la cancha.

Líder de la Selección

De la resistencia que partía del discurso que ‘‘no era el mismo del Barcelona’’, el crack rosarino cambió murmullos por aplausos e idolatría. Para esto ayudaron mucho los tripletes anotados ante Suiza y Brasil, y las actuaciones soberbias, por Eliminatorias, ante Paraguay y Uruguay.

Tuvo un 2012 soñado, donde la vida le dio el mejor regalo de todos: un hijo. El 2 de noviembre nació en Barcelona, Thiago, fruto de la pareja que forma con Antonella Roccuzzo. Tras el acontecimiento se consideró como ‘‘el hombre más feliz del mundo’’.

El mérito de Messi ha sido convertir lo extraordinario en una rutina simple pero deliciosa para el espectador, que disfruta a pleno del deporte más hermoso el mundo solo cuando él está en cancha. Este genio pequeño pero gigante a la vez, siempre está dispuesto a reinventar el fútbol a cada paso y transformarlo en arte puro. Y por suerte señores, es argentino...

Arsenal, Vélez y la vuelta de River a Primera

 

DESAHOGO | ALMEYDA, RESPONSABLE DEL RETORNO DE RIVER A PRIMERA.

El fútbol argentino vivió un año disímil con la coronación de dos chicos como Arsenal (Apertura 2011) y Vélez (Inicial); la peregrinación de River Plate por la B Nacional y la angustia de otros grandes (Independiente y San Lorenzo) enfrascados en la lucha por salvar la categoría.

Boca, ajeno a esa pelea, y Racing, apenas rozado por el fantasma del descenso, tampoco tuvieron motivos para festejar. A pesar de haber logrado la copa Argentina, el xeneize recibió un duro golpe al perder en la final de la Libertadores, ante Corinthians. Como agravante, la dura noche del 4 de julio en San Pablo incluyó el alejamiento de Juan Román Riquelme.

Mientras que Tigre se transformó en un inesperado protagonista del ámbito internacional con la meritoria clasificación a la final de la Copa Sudamericana.

River fue el club más sufrido durante el primer semestre de 2012, en el que aseguró su retorno a la Primera División. El día posterior al ascenso de River, Arsenal fue campeón por primera vez en su historia y confirmó la tendencia esbozada desde hace años: el protagonismo de los clubes chicos.

Por último, Vélez se anotó con un título por segundo año consecutivo y tercera vez en la impecable gestión de Ricardo Gareca.

 

Selección: por el buen camino

El seleccionado albiceleste consolidó el proyecto del técnico Alejandro Sabella, a fuerza buenos resultados en amistosos y Eliminatorias sudamericanas, lo que encaminó la clasificación al Mundial de Brasil 2014.
Con Lionel Messi como símbolo, capitán y figura, la Argentina ganó confianza en cada una de sus actuaciones y sumado al poderío ofensivo de Higuaín, Agüero y Di María, disimuló el mal endémico del equipo en los últimos tiempos: los problemas defensivos.
A poco más de un año del Mundial de Brasil 2014, el entrenador pulirá aspectos y detalles durante 2013, gracias a lo obtenido durante este año, con la explosión de Messi, la figura que supo rodear bien, contener y potenciar, en busca del equilibrio colectivo tan anhelado.

Bianchi-Díaz, los regresos


Diciembre terminó siendo un mes de alivio y festejos para los golpeados Boca y River Plate. Primero, Ramón Díaz, máximo ganador de la historia del club de Núñez, arregló su retorno al club y, apenas días más tarde, el que decidió pegar la vuelta fue Carlos Bianchi, el más ganador del xeneize.

Tras el polémico alejamiento de Almeyda del millonario, los dirigentes fueron rápidos y cerraron rápidamente el regreso del riojano, desde siempre el preferido de los hinchas. De su mano, River planea volver a la elite del fútbol argentino tras el penoso paso por la B Nacional.

Casi de casualidad, muy pocos días pasaron desde la llegada de Díaz a River al regreso del Virrey a Boca. El presidente Daniel Angelici decidió no renovarle el contrato a Julio César Falcioni y emprendió el “operativo retorno”. Pese que sonaron varios nombres, el deseo de la gente terminó cumpliéndose y el miércoles 19, Bianchi fue recibido por una multitud en La Bombonera.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...