Los colores tornasolados son propios de los picaflores. Sin embargo, una familia de Virgina (EEUU) tuvo la dicha de captar el momento irrepetible en que un colibrí blanco liba unas flores. Kevin Shank y sus cuatro hijos consiguieron una instantánea de esta hermosa ave luego de conocer, por un correo electrónico, que sus vecinos la habían visto rondando cerca de su casa.
Por desgracia, este pequeño pájaro no escapa al riesgo que representa el albinismo, una rara condición genética en la que hay una ausencia congénita de pigmentación, y que en este caso lo vuelve mucho más visible para sus posibles depredadores, lo cual se traduce en una desventaja en la supervivencia.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...