El goleador inglés Wayne Rooney pidió perdón a un niño de nueve años por lastimarlo con un pelotazo durante el calentamiento previo a un partido de la Premier League y prometió enviarle una carta y una camiseta firmada.

"Quiero pedirle perdón a Jamie Tomas, ya arreglé para enviarle a su casa una carta y una camiseta firmada", dijo en su cuenta de Twitter el delantero del Manchester United.

Jamie había ido por primera vez un estadio de fútbol durante la victoria del United por 5-0 el domingo ante el Wolverhampton. Durante el calentamiento previo al encuentro, un disparo desviado de Rooney fue a parar directo a la tribuna e impactó en la muñeca del niño.

El goleador inglés recién se enteró ayer, cuando el padre de Jamie relató lo sucedido al periódico "Shropshire Star". "Lo sacudió un poco, pero (Jamie) ya está bien. No va a impedir que vuelva a un estadio", comentó su padre.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...