En la Puna tenemos algunos pórfidos de cobre como Taca Taca, Samenta, Río Grande, Lindero, Inca Viejo y otro.

La pirita es uno de los minerales más comunes en la naturaleza. Su parecido con el oro dio lugar a que se le diera en llamar el “oro de los tontos”. Muchas veces a los geólogos les toca atender en la Universidad o en la Secretaría de Minería a personas que bajan ilusionadas de alguna montaña de la provincia convencidos de que encontraron oro y se llevan la desilusión de que se trata de simple pirita. Incluso muchos incautos fueron estafados por mineros inescrupulosos confundiéndolos sobre la verdadera naturaleza del mineral que no es otra cosa que una mezcla de hierro con azufre, o sea un sulfuro de hierro.

Sin embargo a veces el asunto no está tan lejos de la realidad ya que hay muchos casos de piritas auríferas. En este caso la pirita es portadora de oro, aunque el mismo sea allí invisible. Como tal, se puede encontrar en vetas y también en enormes masas rocosas en las que viene acompañada por calcopirita; este último un sulfuro de hierro y cobre. Forman esas masas los llamados “pórfidos de cobre”, famosos en Chile por dar lugar a grandes yacimientos. Tal el caso de Chuquicamata con diez mil millones de toneladas de reserva y leyes de 0,6% de cobre y que constituye la mina a cielo abierto más grande del planeta. Otro pórfido importante, aunque de mucho menor tamaño, es Bajo de la Alumbrera en Catamarca. Muchos de esos pórfidos de cobre son también ricos en oro y molibdeno. La mayor parte del cobre, renio y molibdeno del mundo se extrae de los pórfidos.

La pirita cristaliza en cubos y esos cubitos desprendidos de las rocas pueden rodar en los aluviones y concentrarse junto al oro. Los nativos de la Puna los llaman “binches” y dicen que donde estos están, también está allí el oro. La pirita se forma no solamente en el mundo subterráneo asociada con los fluidos mineralizantes que dan lugar a vetas y otras formas de depósitos, sino también en un sinnúmero de variadas condiciones. Una de ellas es en lugares donde se deposita abundante materia orgánica, esto es en ambientes sin oxígeno (anóxicos). Muchas rocas bituminosas que dieron origen a la generación de hidrocarburos tienen a la pirita como un acompañante común al igual que algunos carbones y calizas. Puede estar formando los clásicos cubos dorados y también otras formas como discos, soles, nódulos, etcétera. El nombre de pirita viene de “pyros”, fuego, y ello en razón de despedir chispas al ser golpeada con un hierro. De allí que se la usó en armas antiguas, en las que al gatillar una rueda percutora martillaba la pirita que desprendía chispas que a su vez encendían la pólvora y se efectuaba el disparo. Entre los yacimientos importantes de pirita se encuentran los depósitos masivos en cuencas marinas como los de Río Tinto en España. Precisamente Río Tinto recibe el nombre del color que toman las aguas que corren sobre esos depósitos piríticos. La pirita en superficie, al ser atacada con agua y oxígeno, forma ácido sulfúrico natural. Esto es lo que se conoce como drenaje ácido y muchos ríos de montaña que atraviesan por filones de sulfuros lo tienen. Los grandes yacimientos de pirita se han explotado para la fabricación de ácido sulfúrico por un lado y para la obtención del hierro por el otro. Cristales cúbicos dorados perfectos de pirita provienen de Navajún en España, donde han crecido en una arcilla calcárea blanca. En el norte argentino tenemos cientos de manifestaciones de pirita. Prácticamente todas las vetas metalíferas de la Puna la tienen como mineral acompañante asociada a minerales de plomo, zinc, cobre, antimonio, estaño, plata, entre otros. Cuerpos masivos de pirita yacen en profundidad intercalados con rocas marinas en la localidad de Cobres, en la Sierra de Cobres.

Ahora bien, adonde se la encuentra formando grandes acumulaciones es en los ya mencionados pórfidos de cobre, donde está finamente diseminada junto a calcopirita en un gran volumen de roca ígnea que ha sido atravesada por fluidos mineralizados calientes. Cuando la erosión destapa esos depósitos magmáticos originados muchos millones de años atrás a un par de kilómetros de profundidad y altas temperaturas, los minerales que estaban en equilibrio ya no lo están al quedar expuestos a la presión y temperatura ambiente. El ambiente oxidante y las aguas circulantes atacan a la pirita y la calcopirita y va a dar lugar en superficie a una serie de óxidos, hidróxidos, sulfatos, carbonatos y otras sales minerales de hierro y cobre. El lavado y el descenso de las aguas cargadas en metales van a ir hacia la profundidad en donde van a precipitar dando nuevos minerales y cuerpos más enriquecidos que los originales ya que concentran el metal propio más el que reciben del lavado o lixiviado de las rocas superiores. Cuando este proceso es exitoso se puede formar un yacimiento explotable económicamente. En la Puna tenemos algunos pórfidos de cobre como Taca Taca, Samenta, Río Grande, Lindero, Inca Viejo y otros que se están estudiando desde hace décadas. En todos ellos la pirita está presente en grandes cantidades.

Como dijimos, la pirita se confunde con el oro, aunque son bien diferentes. Si bien tiene un color amarillo claro y un brillo metálico cuando la golpeamos con un martillo vemos que es quebradiza y que puede reducirse a un polvo negruzco grisáceo oscuro donde desaparece el brillo. Lo mismo ocurre si la raspamos en la parte de atrás de un azulejo donde va a dejar una raya negruzca. El oro en cambio tiene un color amarillo que no lo pierde y si lo golpeamos con un martillo es maleable o sea que se deja reducir en láminas muy finas. Si raspamos el oro en la parte posterior del azulejo va a dar una raya amarilla dorada clásica. Por otro lado tenemos el peso específico y mientras que la pirita es 5 veces más pesada que un volumen igual de agua, el oro es 19 veces más pesado. Lo mismo ocurre con la dureza en donde en una escala de 1 a 10 el oro tiene 2,5 a 3 mientras que la pirita tiene 6,5 demostrando así ser mucho más dura que el oro. Esperamos que estas reglas básicas ayuden a muchos que tienen atesoradas piritas pensando que es oro y a muchos que tienen oro pensando que es pirita, aún cuando estos sean los menos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...