Las jornadas regionales del NOA, “Problemas de fertilidad, de la teoría a la práctica”, organizadas por la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMeR) en Salta, son el marco en el que desatacados especialistas ofrecerán sus disertaciones. El objetivo es que tanto los especialistas en medicina reproductiva como aquellos médicos ginecólogos, endocrinólogos e interesados en los temas de la reproducción y la fertilidad adquieran nuevos conocimientos. Juan Aguilera es médico ginecólogo y especialista en medicina reproductiva en Salta, referente del NOA de SAMer y es uno de los directores de estas jornadas. En diálogó con El Tribuno mencionó los temas de la jornada, el panorama en la Argentina con la aplicación de la ley de fertilidad.

¿Cuáles son los problemas de la fertilidad que tratarán?

La idea es volcar los conocimientos científicos a la práctica clínica para que los médicos que no son especialistas, sino que son ginecólogos y endocrinólogos interesados en algún aspecto de la fertilidad, puedan adquirir nuevos conocimientos a partir de invitados de renombre internacional. Algunos de los temas que se tratarán son las tendencias actuales de la medicina reproductiva en Argentina, la endometriosis, una enfermedad que afecta a muchas mujeres y que puede producir infertilidad, las cirugías ambulatoria en fertilidad, el manejo de pacientes con resistencia a la insulina y ovarios poliquísticos, entre otros.

¿Qué se puede decir de la tendencia en Argentina sobre medicina reproductiva?

Puedo decir que la tendencia a dado un giro muy importante a partir de la existencia de una ley, lo cual va a cambiar sustancialmente la accesibilidad de la gente a este tipo de procedimientos. Esto va hacer que la cantidad de estos aumenten, tanto que se van a triplicar o a cuadriplicar. Se van a generar cambios en el conocimiento, lo que permitirá estudiar mejor cómo se comporta la fertilidad en la Argentina y tener respuestas a partir de esas investigaciones. La tendencia es aumentar la cantidad de tratamientos y el conocimiento, además de incorporar nuevos procedimientos o nuevo tratamientos

¿Cuál es el desafío del NOA en materia de fertilidad?

El mayor desafío, que también coincide con el del país, es trabajar en la prevención de la fertilidad. Muchas veces estamos demasiado enfocados en el tratamiento o en los procedimientos, pero a partir de la ley, en la que se habla de la optimización de los recursos para esto, el desafío no solo es dar respuestas a la gente que no puede tener hijos si no dar respuestas a las generaciones futuras que se van a beneficiar con el trabajo de la prevención. Es decir cómo podemos hacer para que cada vez menos personas tengan que acceder a los tratamientos y los embarazos se produzcan de forma natural en su mayoría.

¿Hay suficientes especialistas para dar respuesta a las personas que necesitan los tratamientos?

Lo que hay que tener en cuenta es que en Salta por ejemplo hay tres centros de reproducción asistida, en Tucumán hay otros tres y probablemente haya otros tres más en el Noroeste Argentino. La cantidad de especialistas no es mucha, no tengo el número exacto, pero no debe haber más de diez especialistas en el NOA. Lo que sí tenemos son médicos y ginecólogos que están en plena formación y dentro de poco van a acceder a la especialidad. Este es un proceso propio y además hay que tener en cuenta que la ley establece no solo el acceso de la población a estos procesamientos, sino que también estipula que debe haber campañas de difusión y de formación al recurso humano.

Cuando se habla de preservar la fertilidad, ¿esto tiene que ver con la congelación de óvulos y la prevención?

La prevención está dirigida a difundir información para que las personas sepan cuándo tienen que consultar, a qué edad es más probable padecer infertilidad y otros. El tema de la preservación de la fertilidad está vinculado a la preservación de los óvulos, espermatozoides o de tejido reproductivo, como el ovárico, que son procedimientos, sobre todo los dos primeros, que se viene realizando en el NOA desde hace varios años. En las jornadas hay una conferencia relacionada con la preservación de la fertilidad en pacientes que deseen posponer su potencial reproductivo, es aquella mujer que quiere postergar su maternidad y que para tener chance debería congelar sus óvulos a edad más joven, por debajo de los 35 años.

¿En qué otro caso se aconseja la congelación de los óvulos?

Hay otro grupo de pacientes, que lo constituyen las mujeres que tienen cáncer. Hay muchas, cada vez más, que hacen sus tratamientos y se curan del cáncer. Este tipo de pacientes tiene la opción de congelar sus ovocitos antes de empezar los tratamientos de radioterapia o de quimioterapia, que sabemos que son muy dañinos para los ovarios. Cuando la mujer se cura, entonces pueden usar esos óvulos congelados y ser madre.

¿La congelación de ovarios se incrementó o las mujeres solo consultan?

Hay más consultas, pero hay que tener en cuenta que este tipo de procedimientos, que se optan para postergar la maternidad, no están incluidos en la ley y no tienen cobertura. Es por eso que no hay un incremento significativo de este tipo de procedimientos, pero sí de consultas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...