Al menos 60 personas resultaron heridas, 12 de ellas de bala, y otras 60 fueron detenidas como consecuencia de una ola de saqueos y robos en la capital de Córdoba que se desataron en las últimas doce horas y se profundizaron durante la madrugada, luego de que una protesta de la policía dejara reducida la presencia de efectivos en la calle.

Los agentes mantienen desde las primeras horas del martes un acuartelamiento en distintas localidades de la provincia en reclamo de mejoras salariales y de condiciones de trabajo, lo que derivó por la tarde y la noche en saqueos generalizados en supermercados, locales comerciales, viviendas y en peatones en la capital cordobesa.

“El 75 por ciento de la Policía ya está acuartelada. En el interior es casi total. En Río Tercero, los jefes amenazan con sanciones”, sostuvo un efectivo en declaraciones a la radio cordobesa Cadena 3. Al verse reducida la presencia policial en las calles, al menos 20 supermercados y comercios, como casas deportivas, de venta de motos, de indumentaria, un comedor de Caritas y hasta algunas casas sufrieron saqueos y robos.

“Han sacado mercadería, no hay lesionados. Se han llevado mucha bebida alcohólica y también mercadería. Los empleados no han sido golpeados”, contó un efectivo policial en diálogo con Cadena 3. El agente recomendó al resto de los comerciantes de la zona que cierren sus puertas. 

Pasadas las 20, en tanto, se registraron dos nuevos saqueos. Fue en un supermercado chino en la esquina de la calle Soconcho y Celso Barrios, y en una sucursal de Mariano Max en la calle Saavedra Lama. Cerca de las 22, también se reportaron robos en viviendas de la zona sur de la capital cordobesa, y varios comerciantes que respondieron a los tiros para evitar que les vacíen sus locales.

De acuerdo al jefe de Guardia del Hospital de Urgencia de Córdoba, Gustavo Alvarez Anderson, debieron asistir a 60 heridos, de los cuales 12 presentaron heridas de bala.
Además, mientras caía el martes y durante las primeras horas de la madrugada, los robos y saqueos se pronunciaron y disiparon por gran parte de la capital provincial. Uno de ellos ocurrió en el supermercado mayorista Makro, cercano a los locales de Wall Mart y Carrefour. “Unas 200 personas se llevaban de todo, pero nada de productos perecederos sino todos artículos de valor como colchones y heladeras”, precisó un periodista cordobés a C5N. Añadió que también hubo enfrentamientos a puño de golpes entre comerciantes y los saqueadores en otras esquinas afectadas.

Los hechos, a los que se suma los asaltos que sufrieron dos supermercados Vea, una casa de venta de motos, otra de celulares y robos a un a automovilistas y peatones, sucedieron en una jornada en que la policía provincial redujo drásticamente el personal de servicio en la ciudad como consecuencia de la protesta por una recomposición salarial.

Sólo un reducido grupo de la policía de elite de Córdoba, 60 efectivos, hace frente a los desmanes provocados por los manifestantes. Los gendarmes que tiene la provincia están en la ciudad de Jesús María, donde también hay un acuartelamiento de los policías.

Producto de los saqueos y el descontrol, se suspendió la recolección de residuos y hoy no habrá transporte público ni tampoco los bancos atenderán ante la falta de seguridad. De igual forma, las escuelas públicas de Córdoba Capital no abrirán mientras que la municipalidad dictó asueto administrativo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...