EN VIVO

Diputados sesionan y se espera que formen una comisión por el escándalo Sansone

La firma de dos actas acuerdo entre vecinos del asentamiento Gauchito Gil y funcionarios provinciales y municipales terminó ayer, a las 17, con sendos cortes en la rotonda de la Circunvalación Oeste -a la altura de Solidaridad- y del acceso al vertedero San Javier, que se habían iniciado cerca de las 9.

Armando Zúñiga, subsecretario de Medio Ambiente y Servicios Públicos, y Pablo Gauffin, subsecretario de Derechos Humanos, se comprometieron con los manifestantes a enviar equipos de Obras Públicas de la Municipalidad con retroexcavadora y topadora para abrir, desaguar y cerrar tres piletones que se encuentran en la zona baja del barrio; a desagotar los pozos ciegos y a colocar contenedores para que la gente pueda arrojar los residuos. Por su parte, el coordinador de Tierra y Hábitat, Guillermo Gómez, acordó recibir a los vecinos el lunes próximo para tratar la regularización del terreno que ocupan.

La medida de fuerza se había originado en una información no confirmada de que la Cooperadora Asistencial estaba negando asistencia a los habitantes de ese asentamiento porque serían reubicados en módulos habitacionales o lotes que está adjudicando Tierra y Hábitat.

Este rumor había movilizado a los 16 delegados de las 17 manzanas que componen Gauchito Gil, quienes piden la legalización de los terrenos que ocupan y la mejora de sus condiciones de vida. Unas cincuenta personas -en representación de 350 familias- se habían organizado para quemar gomas e interrumpir el tránsito hasta que se presentaran a dialogar el gobernador de la Provincia o el intendente de la ciudad.

“En el tiempo de la inundación de 2010 vinieron a decir que iban a hacer la apertura de calles. Tanto Urtubey como Isa, cuando estaban de campaña, nos dijeron que nos quedáramos tranquilos porque nos iban a ayudar. En un mapa la gente de Tierra y Hábitat nos mostró las zonas inundables. Por eso se llevaron a 40 familias de acá a los módulos del barrio Justicia, y el resto contrató a un topógrafo que midió los terrenos. Hoy cada uno tiene un lote de diez por veinte donde ya construyó”, explicó Yamila, que vive en el asentamiento desde que se inició, hace cuatro años. “Acá todo se hizo a pulmón de la gente. No puede ser que porque no tenemos papeles se nos niegue la asistencia de la Cooperadora Asistencial. El año de las elecciones vinieron con cheques y camas. Mezclan la política con los intereses de la gente”, agregó. Mara, otra vecina, expresó: “Pedimos que nos den una chequera y empezar a pagar pero que sea de nuestros hijos. ­Lo que pasamos para tener lo que tenemos! ¿Quién nos devuelve lo que pusimos si nos reubican?”.

La medida de fuerza se inició por una confusión

“No hay ningún tipo de ayuda porque el barrio se va a levantar por una orden de la gobernación, y de allí dijeron que era orden del intendente”, así sintetizó Rafael Soruco, un delegado de Gauchito Gil, el por qué de la manifestación. “Recibí un pedido de materiales de construcción de una señora y le expliqué que no se los podía entregar dado que de a poquito los van a ir sacando. El Gobierno los está trasladando. Ella interpretó mal porque no les dije que los iban a desalojar”, argumentó Eduardo Cattaneo, presidente de la Cooperadora Asistencial. Consultado al respecto, el titular de Tierra y Hábitat, Sergio Usandivaras, calificó el episodio de malentendido. “Ahí había 71 familias que vivían donde era imposible y se las reubicó en el barrio Justicia. Pero no hay orden de desalojo. Con los relevamientos que tenemos se va a ir regularizando al resto y haciendo obras para dejarlo habitable”, explicó. Ivette Dousset, secretaria de Acción Social de la comuna, se presentó en el lugar alrededor de las 16 de ayer y fue duramente increpada por los vecinos. En este marco reconoció que entre la Municipalidad y la Provincia existían diferencias en el diagnóstico sobre las condiciones y la habitabilidad del terreno. “Me comuniqué con Sergio Usandivaras para informarle que los técnicos municipales nos dijeron que este sector era inundable e irrecuperable. El me dice que tiene estudios de que algunos sectores se pueden llegar a recuperar con las obras necesarias. Entonces le pedimos una reunión para estar seguros de cuál es el trabajo que se tiene proyectado para venir a los vecinos con un mensaje claro”, argumentó.

 

La perjudicada fue Agrotécnica Fueguina

Los cortes realizados por vecinos de Gauchito Gil afectaron a los empleados de Agrotécnica Fueguina. Veinte camiones acudieron repletos de material al relleno sanitario, pero no pudieron descargar su contenido y estuvieron varados hasta las 17, hora en que se levantó el corte. Les faltaba pasar por veinte barrios, por lo que terminaron sus tareas con demora, aunque el segundo turno cumplió sus funciones con normalidad.
Ayer por la mañana los manifestantes habían dejado pasar dos camionetas de Aguas del Norte que iban hacia el barrio Mariano Moreno a cambiar un equipo para reanudar la provisión de agua en esa barriada.
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...