El arzobispo de Salta Mario Antonio Cargnello realizó esta noche el tradicional lavado de pies, en la catedral Basílica, en donde dijo que “El amor es fuerte como la muerte, el amor es capaz de dar la vida”.

En el comienzo de la Semana Santa, Cargnello presidió la misa ante una gran concurrencia. “El amor es fuerte como la muerte, el amor es capaz de dar la vida, es por eso se puede volver a empezar”, dijo.

El número dos del Episcopado aseguró, durante la homilía, que “ojalá que estos días se conviertan en un espacio para descubrir el amor en las celebraciones litúrgicas. Celebrar la misa es empezar desde el amor de Dios”.

En otro momento de su alocución, aseguró que “celebrar la misa es la reunión de un grupo de creyentes que, sabiendo de sus debilidades, creemos que se puede empezar desde el amor de Dios”.

Y continuó: “Para amar hay que dejarse amar. En cada generación, la Iglesia aprende el desafío del amor”.

Esta Semana Santa es muy especial para la Iglesia argentina, ya que es la primera del papa argentino Francisco, quien fiel a su estilo hoy realizó el lavado de pies en una cárcel de menores.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...