A más de un año de la misteriosa desaparición de la joven Marcela del Carmen Mamaní (25), su paradero continúa siendo un enigma y el juez de Instrucción Formal 1 Martín Pérez ordenó ayer nuevas medidas en la causa.

“Hay un nuevo pedido de informes sobre dos teléfonos. Se trata de oficios a las empresas Movistar y Claro. También hay un pedido de análisis sobre una línea en particular de un celular”, explicaron fuentes judiciales.

La mujer, domiciliada en villa Asunción y madre de un niño de 6 años, fue vista por última vez el 16 de febrero de 2012.

Las primeras sospechas en torno a su desaparición recayeron sobre su pareja, Javier “El Indio” Aramayo (29), domiciliado en barrio Pablo Saravia, ya que según los familiares de Mamaní, él la golpeaba constantemente y por ese motivo ella lo había denunciado. Aramayo fue detenido y luego liberado por falta de mérito por orden del magistrado.

En el transcurso de la investigación también apareció Mario Zurita (58), quien había tenido una relación sentimental con la joven. El expediente está caratulado como:“Javier Aramayo, Mario Zurita y otro por desaparición de persona: Marcela Mamaní”.

En 2012 se ordenó una búsqueda intensiva en los diques de la provincia. Pero la Policía Lacustre y Fluvial informó que los resultados fueron negativos. También se realizó el cotejo, con resultado negativo, respecto de restos óseos a disposición del Juzgado de Instrucción Formal 6.

.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...