El recital del viernes último que Divididos ofreció en la disco Gap, en Mar del Plata, tuvo un momento inolvidable cuando el show se acercaba a su fin: Ricardo Mollo, que durante todo el concierto había detectado a un chico de siete que hacía la mímica de la batería en todos los temas desde los hombros de alguien, invitó al nene a subir al escenario.

Sentado en la baqueta de Catriel, lo que pareció timidez inicial cuando empezaron a sonar los acordes de Ala delta se transformó en desparpajo del joven músico, y asombro de todos los presentes.

Santino, que así se llama, cuenta con un evidente don para el instumento, al margen de que posiblemente le dedique horas de estudio, y la cuestión es que provocó las mayores ovaciones de la noche.
El usuario de YouTube Lucas Dortone, tío del pequeño baterista, capturó el momento en video y lo subió a su cuenta, desde donde fue linkeado por los fans de la banda.
 

Lavoz.com.ar

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...