Una pequeña fábrica de productos elaborados a base de marihuana, que funcionaba en una casa familiar, fue desbaratada ayer por la mañana por la Policía. A las 10, efectivos de la Dirección Drogas Peligrosas montaron un megaoperativo e irrumpieron en una casa de dos pisos ubicada en la calle Simón Bolívar 1071.

En el domicilio reside Héctor Fernando Nicolás Flores (28), investigado, y quien el miércoles por la noche viajó hacia Perú. Durante el allanamiento, se encontraron plantas de marihuana de grandes dimensiones, tanto cultivadas en tierra, como otras en proceso de secado, ramas secas, ocho frascos llenos de hojas y cogollos ó flores, cuatro envases de mermelada que contenían licor elaborado con el mismo vegetal, un ladrillo de medio kilo de sustancia compactada, además de unos cinco germinadores. También se hallaron elementos de fraccionamiento como una balanza, papel film, trinchetas y envases.

El pesaje arrojo un total de 10 kilos y 96 gramos de marihuana.

Lo llamativo es que en el lugar habían calcomanías alusivas y una colección de seis revistas THC. Las publicaciones son sobre autocultivo de marihuana, gastronomía canábica y elaboración de otros productos. En el lugar se hicieron presentes el Secretario del Jugado Federal 1, Santiago French, el director de la Agencia Antidrogas de Salta, Néstor Ruiz de Los Llanos, el jefe de la Policía, Marcelo Lami, el Jefe de la Dirección Drogas Peligrosas, Walter Álvarez.

En la vivienda se encontraba la madre del sospechoso, una mujer de unos 55 años, cuya situación judicial estaba siendo consultada. La casa también es habitada por hermanos del acusado. Las pesquisas se iniciaron hace un tiempo a raíz de denuncias anónimas y de información obtenida a partir de personas demoradas por tenencia de pequeñas cantidades de estupefacientes. Tras tareas de vigilancia se concretó el allanamiento. Vecinos expresaron que había movimiento de vehículos y remises en la cuadra. Interviene en el caso el juez Federal 1, Julio Leonardo Bavio.

En diálogo con El Tribuno, el jefe de la Policía Marcelo Lami manifestó: “En este lugar aparentemente realizaban cultivos caseros de marihuana. Hay plantas grandes. En toda mi carrera, no había visto plantas de semejante tamaño. Estamos hablando de un tallo de 10 centímetros de grosor, ramas de 2 a 3 metros de largo, realmente impresionantes. Existe un galpón que se utiliza como secadero, tipo tabaco, donde están las ramas las plantas de marihuana colgadas. También se están encontrando cogollos, que son las flores. Están elaborados y separados de un modo diferente. Estos tienen mucho más valor que el picado de hoja porque se los considera con mayor poder de estupefaciente. Realmente consumidores VIP lo compran de la manera en que está diseñado y presentado. Por otra parte, hay frascos de licor de marihuana, asi que se trata de todo un supermercado de productos.

La cantidad es impresionante. Yo creo que cuando hagan el pesaje va a ser sorprendente. Estamos ante algo que no es común. Tampoco son comunes las distintas elaboraciones. Creo que estamos ante un delivery VIP de marihuana”.

“Potenciar los efectos”

Fuentes investigativas explicaron que “la idea del causante, al elaborar este tipo de productos como licores, fue potenciar los efectos alucinógenos de la sustancia. Pueden llegar a ser muy potentes.

Si una persona llegara a beber demasiado este tipo de preparados, dosis, no se acrecentarán los efectos psicoactivos, sino que podría sufrir consecuencias negativas en su salud como fuertes mareos.

Ese es un efecto típico de la mezcla de grandes cantidades de Cannabis Sativa y alcohol”.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...