Saber qué es lo que anda mal en la columna y lo que produce dolor lumbar es el trabajo de los especialistas en traumatología, reumatología y otras. Ahora, cuando se diagnostica hernia de disco o problemas en el canal estrecho en la columna, a veces la solución es quirúrgica. Esto comentó a El Tribuno Javier Salazar, neurocirujano salteño y actual coordinador de Neurocirugía de la Fundación Favaloro.
Salazar quiere que hablar de cirugías en la columna deje de ser un tabú y para ello explicó que el procedimiento quirúrgico actual es más sencillo. Se denomina “micro disectomía percutánea”, es decir una cirugía mínimamente invasiva en la columna.
“Lo venimos realizando hace cinco años, tenemos 150 pacientes operados. En hernias de disco este procedimiento tiene muy buena respuesta”, explicó Salazar.
La incisión que se hacía antes para este tipo de cirugía era de casi cinco centímetros en la espalda, mientras que ahora el corte es de 1.5 centímetros. “La mínima invasión de los tejidos hace que los pacientes no tengan dolencia posterior a la cirugía. La agresión de los tejidos es mínima”, destacó el neurocirujano.
Se trata ahora de un pequeño corte en la espalda por el que se colocan unos dilatadores metálicos que termina por afuera, como un tubo.
“Son camisas que ingresan una por una y la última se saca y ése es el canal de trabajo para realizar el trabajo en el disco”, explicó el especialista, quien señaló que la técnica no es nueva sino que se viene aplicando hace mucho tiempo. Ahora el procedimiento incorpora nueva tecnología que lo simplifica.
El equipo de Neurocirugía de la Fundación Favaloro trabaja desde 2007 con este nuevo abordaje en el que se utiliza el microscopio y ahora también, el endoscopio.
Para el coordinador, “los resultados son muy buenos, con más del 90 por ciento de éxito en las cirugías”.
Este tipo de intervenciones permite a la persona que el postoperatorio sea mucho más llevadero, con menos dolor y, además, a la semana se puede reincorporar a la actividad laboral, mientras que ello no requiera esfuerzos.
Salazar comentó que hay pacientes que se internan y que si son operados a la mañana temprano, a la noche salen de la Fundación caminando.
La columna está formada por vértebras, entre estas hay discos blancos que contienen una sustancia gelatinosa. Los discos amortiguan las vértebras. La hernia de disco ocurre cuando estos discos se corren o se rompen. Si ejercen presión sobre un nervio es lo que produce dolor en la parte baja de la espalda o a la altura del cuello.
El denominado “canal estrecho” es la patología que se desencadena por el atrapamiento de los nervios a consecuencia de que el canal, por el que pasan los nervios, se estrecha.
Salazar mencionó que los pacientes que se operaron de hernia de disco con esta nueva tecnología fueron adultos jóvenes de 40 años, mientras que los que tenían canal estrecho, entre 60 y 80 años.
El servicio de Neurocirugía de la Fundación Favaloro está a cargo del doctor Anselmo Rodríguez Loffredo y Cristian Fuster.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...