Firme en su discurso, sensato al pensar, emprendedor con los pies sobre la tierra y ávido para proyectar. De esa manera, Sergio Chibán, presidente de la Liga Salteña, se planteó objetivos para cumplir en el marco del crecimiento en infraestructura y deportivo de la institución que dirige. En exclusiva, le contó a El Tribuno los proyectos que se llevarán a cabo durante este año y aquellos que están todavía en su mente y que conforman un anhelo que no está lejos de convertirse en realidad en menos de dos años.

Desde el año pasado, la Liga, con los recursos que obtiene del bingo que organiza, desarrolla un plan de ayuda a los clubes para la construcción de obras que contribuyan al crecimiento deportivo. Cachorros, Pellegrini, San Martín, Libertad, San Francisco y Mitre ya fueron beneficiados con obras tales como cercados perimetrales, construcción de vestuarios e instalación de iluminación en el terreno de juego. Ahora los proyectos que están en carpeta son: “Construir las tribunas y habilitar las canchas de Pellegrini, Sanidad y Unión, en cuanto se solucione un problema de una pared que tiene en litigio; el cercado perimetral de la cancha de Camioneros Argentinos y la ampliación del hotel de la Liga. Todas estas obras apuntan al crecimiento deportivo, para que los chicos tengan donde jugar, y a generar más recursos, en el caso del hotel”, explicó el presidente de la Liga Salteña. Pero esto no es todo. Hay todavía un as bajo la manga. Otra obra de envergadura: la construcción de un nuevo estadio de fútbol, que superará a la actual cancha de la Liga.

“De seguir avanzando con el bingo, vamos a encarar la construcción de un estadio nuevo en la zona norte, pero para esto tenemos que ver la posibilidad de conseguir las tierras. Ese es el sueño; sería un estadio más grande que el que tenemos actualmente y albergaría a cinco mil o seis mil personas; tendría mayores comodidades”, apuntó Sergio Chibán.

En el caso que la liga no logre conseguir el terreno para la obra, entonces la opción sería la siguiente: “Hacer varias canchas de fútbol para que jueguen los chicos de las inferiores. Es uno u otro; no depende solo de nosotros. Quisiéramos concretarlo antes de que se cumpla nuestro mandato, en abril del 2015”.

De esta manera, la Liga no se estanca: proyecta, crece y también hace crecer a los clubes que la conforman.

También en el hotel

“Nos dio tan buen resultado el hotel, que hemos decidido ampliarlo: hacer un gimnasio de mayor importancia y crear un espacio de juegos, construir una pileta climatizada, dos o tres piletas de inmersión y ya hemos comprado una cancha de fútbol cinco sintética que está lista para ser colocada”, resumió Chibán sobre los proyectos que se concretarán a lo largo de este año en el hotel de la Liga, ubicado en Circunvalación Oeste. Estas ideas surgieron luego de consultar a los preparadores físicos de Juventud Antoniana y Central Norte, que realizaron la pretemporada en el hotel, y serían necesarias para brindar servicio de excelencia en pretemporadas y concentraciones.

Chibán sabe que el bingo hoy por hoy es el “caballito de batalla”, pero nadie garantiza hasta cuándo lo será. Es por eso que se invierte en el hotel, para que los ingresos de la Liga no se agoten.

 

 Menos costos para los clubes

“Hace ocho años los clubes pagaban todo; ahora, los costos disminuyeron considerablemente”, explicó Sergio Chibán. A los conceptos que la Liga Salteña ya cubre se le sumarán dos nuevos: a partir del decagonal -que arrancará el próximo fin de semana- los clubes no tendrán que pagar los adicionales ni los árbitros. Será una gran ayuda para aquellos clubes que no llegan a cubrir los costos. “Las utilidades del hotel, mientras la Liga se siga sosteniendo por sí misma y pague todos sus costos, van a ser destinadas al pago de los árbitros y los policías de los partidos de Primera División, a partir del decagonal”, contó el presidente de la Liga.
Esta ayuda se sumará a otras: el aporte del Consejo Federal, seguro de vida e incapacidad, seguro de salud, pago de las cuotas de los técnicos y de contratación de ambulancias para los partidos de inferiores y Primera División, que ya corren por cuenta de la Liga Salteña.“Ahora, los clubes tienen que preocuparse por tener un técnico y llevar a los jugadores a las canchas y algunos gastos menores”, aseguró Chibán, con gran satisfacción.

“Decadencia” del Anual

Menos público, algunos partidos y clásicos sin público por hechos de violencia suscitados, son algunas de las variables que tiran para abajo al Torneo Anual de la Liga Salteña.
El presidente liguista no está ajeno a la situación y le encuentra explicación en que “la competencia de AFA se hizo tan inmensamente grande con la cantidad de equipos en el Argentino B y en el Torneo del Interior que va en contra del fútbol local. Además está el fenómeno de la televisión; el fútbol es gratis”.
También apuntó a la participación de los equipos salteños en campeonatos afistas: “La gente guarda sus recursos para ver a su equipo en una competencia de AFA y no en el Anual. Es por eso que tengo la idea de que solo se tendría que competir por dos plazas al Torneo del Interior que se ganen en la cancha; así los recursos que se reparten puedan ser más grandes y tener mayor seriedad en la competencia”, puntualizó Chibán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...