Luego de ocho días de iniciados los incendios de campos y zonas rurales, queda un solo foco sin extinguir en Los Hornillos, distante unos 173 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Córdoba, en el Valle de Traslasierra y se aguardaba poder controlarlo durante la jornada de ayer.

Anteayer quedaban tres focos activos, pero fueron controlados dos el ubicado en Pinar de los Ríos, en el Valle de Calamuchita, y el de La Calera, en el departamento Colón.

No obstante, el titular del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Marcelo Zornada, indicó que mientras no haya precipitaciones importantes, el riesgo de reinicio de los incendios es “extremo"”

Sobre la superficie que resultó afectada por las llamas, se indicó que aún no hay un relevamiento preciso, aunque se estima que en Calamuchita las hectáreas afectadas serían alrededor de 25 mil, en tanto que en toda la provincia alcanzarían las 50 mil hectáreas.

Por otra parte, se informó que anteanoche fue levantado el Puesto General de Comando que se estableció en la zona de Athos Pampa, en Calamuchita, desde el cual se coordinaban y supervisaban los operativos en toda la provincia.

Por los incendios en Calamuchita más de 50 personas perdieron su trabajo por el incendio de montes y aserraderos, por lo que la Secretaría de Empleo de la Provincia proporcionará subsidios que se sumarán a los que dará la Anses para los afectados a los incendios. Además, 31 familias perdieron sus viviendas, a las que la Provincia les reconstruirá las casas.

Según se informó, las pérdidas por los incendios ascienden a más de 600 millones de pesos. Asimismo, las llamas arrasaron con 16 cabañas de complejos turísticos de la zona y otras fueron dañadas parcialmente.

Situación en La Pampa

Unas 16 mil hectáreas se quemaron en la provincia de La Pampa durante agosto y septiembre último, más que en la última temporada alta, informaron ayer autoridades oficiales, que responsabilizaron a los productores agropecuarios que realizan quemas “ilegales”.

El director de Defensa Civil, Gustavo Romero, reveló que entre agosto y septiembre de 2013 el fuego consumió 16 mil hectáreas en distintos puntos de la provincia, una superficie mayor que la quemada durante la última temporada alta de incendios, que se extiende de noviembre a marzo.

Por tal situación responsabilizó a los productores rurales que llevan adelante quemas no autorizadas.

“Descartamos que los incendios sean consecuencia de algún rayo o algo natural, todos son antrópicos, pero no podemos determinar con qué intencionalidad”, dijo el funcionario.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...