Rutas mortales. Las imprudencias al volante se siguen cobrando vidas en la provincia.

Tres personas murieron y dos resultaron con serias lesiones, en lo que fue una jornada trágica y accidentada.

En el norte salteño se vivieron momentos de suma tensión y tristeza al conocerse la noticia de que tres jóvenes que viajaban en una motocicleta Yamaha 110 cilindradas, murieron al ser embestidas por un camión.

El siniestro ocurrió sobre la ruta nacional 50 -tantas veces prometida como autopista- a la altura de la localidad de Hipólito Yrigoyen, durante la madrugada de ayer.

Testigos que presenciaron el choque, se desesperaron no sólo al ver a los jóvenes tendidos en el suelo, sino cuando vieron huir al camionero, que fue identificado como Ramón Varela.

Efectivos policiales llegaron hasta el lugar, junto a varias ambulancias que constataron que los jóvenes ya no tenían signos vitales.

Al revisar las pertenencias de los infortunados no encontraron ninguna identificación, por lo que durante las primeras horas circuló la descripción de sus prendas de vestir: “El hombre estaba vestido con buzo color rojo, pantalón jean y zapatillas negras, en tanto las mujeres, con jeans claro, una con buzo con capucha color claro y la otra con campera deportiva negra, las dos calzaban zapatillas de tela color blanco”. Los rumores no tardaron en circular y algunas personas aseguraron que los tres vivían en Hipólito Yrigoyen, lo que finalmente resultó cierto: David Mamaní de 19 años, Lourdes Ocampo de 22 y Noemí Domínguez de 17, se sumaron a la trágica lista de fatalidades en la provincia.

Durante la madrugada, efectivos lograron dar con el vehículo, el cual se encontraba en un depósito ubicado en calle Mitre de la localidad. Allí demoraron al conductor, que fue puesto a disposición de la Justicia. Fuentes ligadas a la investigación expresaron a El Tribuno que el camión tenía el paragolpes con manchas de sangre. Peritos buscan establecer las causas del fatal accidente que enlutó no sólo a la localidad de Yrigoyen, sino a toda la provincia.

La opinión

Decenas de muertos en pocos kilómetros

Por Daniel Chocobar, El Tribuno

La ruta 50 es el resumen de la inoperancia y la desidia.

El tramo comprendido entre Hipólito Yrigoyen y Orán, y su continuidad hasta Aguas Blancas, en la frontera con Bolivia, es el escenario de tragedias cotidianas que suman dolor y angustia a decenas de familias salteñas.

La 50 es, tal vez, la ruta más trágica de la Argentina si se tiene en cuenta la alta tasa de fatalidades en los poco más de 70 kilómetros de extensión total.

Pero esta relación parece un dato menor y subestimado por las autoridades provinciales que miran apaciblemente como las tragedias se suman una a una, mientras esperan que la Nación termine por cumplir el proyecto de autopista.

La ruta 50, varias veces proyectada, presupuestada, licitada y suspendida en su avance en sospechosas operaciones de redeterminación de precio, es el paradigma de la demagogia y la inacción del gobierno nacional y provincial.

Dos mujeres atropelladas

LA ESCENA ASI QUEDO LA CAMIONETA LUEGO DEL ACCIDENTE

En una jornada enlutada por la muerte de tres chicos en el norte, en la capital salteña ocurrió un accidente que dejó a dos mujeres gravemente heridas.

El siniestro ocurrió en la intersección de las calles Chacabuco y San Luis al mediodía.

Según trascendió, Tomás Lamas, a bordo de una camioneta Saveiro Blanca, perteneciente al Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Perdió el control del rodado, se subió a la vereda y atropelló a Norma Bonifacio y Paulina Cruz, quienes iban caminando por la zona.

Ante lo ocurrido, vecinos auxiliaron a las mujeres, sacando a una de ellas de abajo de la camioneta.

La ambulancia llegó a los pocos minutos y trasladó a las mujeres en código rojo hacia el hospital San Bernardo con politraumatismos de consideración.

Por otro lado, se supo que el conductor de la camioneta sufre de diabetes y habría perdido el control del rodado a raíz de una baja en los niveles de azúcar, lo que le provocó una descompensación que le habría nublado la vista.

Por otro lado, en Pichanal, en el puente del Río Colorado, también se produjo un siniestro entre una camioneta y un camión, durante la mañana de ayer.

Afortunadamente y a pesar del fuerte impacto, sólo se registraron daños materiales en ambos vehículos, resultando los conductores y acompañantes ilesos. Criminalística trabajó en el lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...