Camila tiene 14 años y es madre y viuda. La frase, tan cruda como la realidad misma, no sólo resulta aberrante por su crudeza, sino porque la propia adolescente buscó ser mamá a pesar de su corta edad. Su novio, asesinado a sangre fría en un hecho de inseguridad en Buenos Aires, le había pedido que se mudara con él. Además, la había convencido de tener un hijo, aunque, al principio, ella no compartía la idea.
Tras acceder al pedido de su novio, el trágico destino determinó que Camila sería madre y viuda a los 14 años. El informe presentado por de 70.20.Hoy, muestra la historia de la promiscuidad marginal ejemplificada en un caso conmovedor.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...