Un hombre identificado por sus iniciales como J.E.O, de 51 años, fue condenado ayer por la Sala 4 del Tribunal de Juicio a 15 años de prisión por abusar sexualmente de sus tres sobrinas, menores de edad. El imputado vivía en una habitación ubicada al fondo de la casa de la abuela de las niñas y aprovechaba los momentos en que se quedaba solo con ellas para llevarlas a su lecho. Allí abusó de dos de ellas y a la tercera la sometió a tocamientos impúdicos. Para evitar que las chicas contaran lo sucedido, las amenazaba con hacerles daño a otros familiares. Les decía, por ejemplo, que iba a matar a sus abuelos. Las víctimas reciben tratamiento psicológico a través del SAVIC.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...