Novak Djokovic prolongó ayer su reciente superioridad sobre Rafael Nadal y lo superó 4-6, 6-3, 6-3, para ganar por tercera ocasión el Masters de Roma, y después dedicó el título a su natal Serbia, sacudida por las inundaciones.

Fue la primera ocasión en una década en que Nadal, primero del ranking, perdió más de dos partidos sobre arcilla en el mismo año.

Djokovic hizo un corazón con su raqueta sobre la arcilla para celebrar su título.

“Este corazón sobre la cancha es para ustedes”, dijo a los aficionados en italiano durante las celebraciones. “Es también una dedicación especial a mi país, que está sufriendo mucho ahora mismo. Mi corazón está con ellos”.

De acuerdo con las autoridades, 25 personas murieron en los Balcanes debido a las peores inundaciones en un siglo luego de que el equivalente a tres meses de lluvia cayera está semana sobre la región en tres días.

Decenas de miles de viviendas quedaron sin electricidad o agua potable.

Djokovic, segundo del escalafón, ganó cuatro partidos seguidos contra Nadal (los tres anteriores en sets corridos), y tiene la ventaja psicológica de cara al Abierto de Francia, que comienza la próxima semana.

Roland Garros es el único Grand Slam que el serbio aún no logró, y su mejor resultado fue la final del 2012.

Nadal ganó el título francés en ocho ocasiones.

Los otros títulos de Djokovic en Roma fueron en el 2008 y el 2011.

Más temprano, en la final femenina, Serena Williams evitó que el público fuera determinante y venció 6-3, 6-0 a Sara Errani, décima preclasificada, para ganar por tercera ocasión en Roma.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...