Las principales prepagas del país anunciaron que reducirán mañana la atención a sus afiliados solo a urgencias en protesta contra el Gobierno porque no las autoriza a subir los aranceles. “Los incrementos en los costos de los componentes de la atención médica superan bajo las circunstancias actuales cualquier posibilidad de enfrentarlos”, alertaron las empresas en una solicitada.

El presidente de Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt, pidió al Gobierno que autorice al sector a aumentar sus tarifas porque de lo contrario comenzarían a aparecer serias complicaciones para poder cumplir con las prestaciones.

“No estamos pidiendo de más, esta situación se iba a venir. El sector no tiene los recursos como no los tienen otros sectores. Este sector está hoy estrictamente regulado y por eso tenemos que pedir autorizaciones y no llegan en tiempo y forma”, se quejó el empresario.

Crisis en el sector

Las principales cámaras que representan a la medicina prepaga publicaron una solicitada en la cual advierten sobre una “crisis” en el sector y anuncia un recorte de prestaciones para este miércoles 21 de mayo.

Mañana “sólo se prestarán servicios médicos en los casos de urgencia, suspendiéndose la atención de consultas y prácticas programadas”, firmaron las cámaras del sector y encendieron una alarma para los afiliados a la medicina privada.

“Esta medida se hace necesaria ante el incesante aumento de los costos, la imposibilidad de aumentar aranceles y la falta de respuestas del Gobierno, lo cual genera la situación crítica por la que atraviesa el sector de la salud privada en nuestro país”, señala la solicitada.

Devaluación

En la actividad estiman que, por el componente de costos en dólares, la devaluación de enero les dejó un encarecimiento de 11%. En algunos casos, las subas de insumos y medicamentos fueron superiores al 50%, según denunciaron en ese momento los prestadores.

La solicitada está firmada por Acami (entidades sin fines de lucro), Adecra (clínicas), Ademp (medicina prepaga), Cedim (centros de diagnóstico), Cempra (prepagas del interior), Cimara (grandes empresas de medicina privada), FEM (emergencias) y Femeca (Federación Médica Gremial de la Capital Federal).

Por el contrario, la Asociación de Médicos de la Actividad Privada se diferenció, en un comunicado en el que aclara que “no convoca ni adhiere a la medida”.

Algunos optan por cambiar
de plan u obra social

La sucesión de aumentos que viene concretando el sector de las prepagas tiene sus consecuencias en la evolución del negocio y en el pase de afiliados en el sistema de salud. 

En efecto, según precisaron distintas fuentes del segmento, los aumentos acumulados -de algo más del 34% en solo un año- han derivado en un fuerte proceso de cambio y “migración” de usuarios hacia diferentes prestadoras.

Concretamente, desde el sector mencionan dos tipos de movimientos. Uno de ellos es la mayor cantidad de afiliados que está optando por pasarse -dentro de la misma compañía- a planes más económicos y abandonando los más completos.

Otro es directamente el cambio de la prepaga. En este caso, puede ser de una entidad de renombre a otra más chica o bien a una obra social sindical. De este movimiento dan cuenta los gremios -como el Sindicato de Farmacéuticos-, profesionales del sector e incluso es reconocido por autoridades de la Asociación de Entidades de Medicina Privada (Ademp), que también vienen observando cómo la demanda y necesidades de cobertura se reorienta a planes más económicos.

Claro está que cuanto mayor son las subas mayor también son las “migraciones”.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...