La tiroides es una glándula muy importante en nuestro cuerpo, pues está encargada de producir hormonas necesarias para nuestro metabolismo. Lo que se traduce en que si estas hormonas son deficientes nuestro cuerpo no podrá funcionar correctamente y no quemará las calorías de manera normal. En consecuencia habrá un ascenso de peso de manera involuntaria, situación que se da en el hipotiroidismo.

Existe, además, el trastorno opuesto al hipotiroidismo, el cual es ocasionado por una producción desmedida de hormona tiroidea denominado hipertiroidismo.

En el hipotiroidismo o tiroides hipo-activa la persona afectada tiende a subir de peso, la piel se vuelve reseca, los latidos del corazón más lentos y puede existir estreñimiento. Todo eso a causa de un metabolismo más lento y por ende ineficiente.

Entonces si has notado que tu peso va aumentando o bajando sin haber razones necesarias para hacerlo, sería ideal consultar con tu médico. Él realizará las pruebas necesarias para confirmar o descartar que sufras algún trastorno relacionado con la glándula tiroides.

Tanto la falta de producción de hormonas, como la producción en exceso necesitan de tratamiento oportuno. Si bien es cierto que las alteraciones de esta glándula se deben generalmente a trastornos autoinmunes, congénitos y medicamentos, es importante saber que también existen hábitos de vida que pueden alterar su funcionamiento, afectando de igual manera nuestro metabolismo. ¿Cuáles serían esos hábitos?:

Sedentarismo: el sedentarismo puede estar asociado a la presencia de trastornos hormonales como el caso del hipotiroidismo. Una vez más conocemos otra razón importante por lo que el ejercicio diario se torna indispensable para un cuerpo sano.

Cafeína: es importante que tengas en cuenta que nada en exceso puede ser saludable, si consumes cafeína de manera exagerada, debes detenerte.

Alcohol: el consumo de esta bebida en exceso afecta en general a nuestro organismo.

Tabaquismo: si eres fumador, lo más recomendado sería que abandones el hábito, aparte del sinfín de enfermedades a causa de este producto, también se añade el riesgo sufrir daños en tu salud a causa del mal funcionamiento de tu glándula tiroides.

Yodo: el yodo es un elemento indispensable para el correcto funcionamiento de nuestra glándula tiroides, un deficiente aporte de yodo puede ser causante de alteración.

Alimentos con yodo

Al yodo lo podemos encontrar en pescados, mariscos, ajo, frijoles blancos, yogurt, queso, leche de vaca, algas marinas, naranjas, manzanas, remolacha, acelga, cebollas y ananá.

Recuerda siempre asegurarte de incluirlo en tu dieta.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...