En Salta ya hubo una denuncia diaria por abuso sexual en lo que va del año y más de 74 fallos en ese sentido, según una publicación de El Tribuno.  Ante las alarmantes cifras, que se suman a los casos de femicidios registrados en la provincia, la organización Mumalá reclama la urgente declaración de una emergencia por violencia de género. 

El secretario de Derechos Humanos de la provincia, Martín García Caínzo, explicó esta mañana a El Tribuno que la declaración de una emergencia es algo que no tiene un fin específico: “No es que porque haya una emergencia una persona accede a determinados beneficios o fondos especiales. Además es algo que, por su génesis, tiene un período de tiempo determinado”, explicó. El funcionario se fundamentó en que la problemática “es algo que requiere un abordaje más integral y por eso elaboramos el Programa Integral Contra la Violencia de Género, que presentaremos en unas dos semanas”. 


Dicho programa se divide en tres etapas: prevención, asistencia y seguimiento. “Cada una de esas etapas tiene distintas instancias de tratamiento. Hay que trabajar en un cambio de mentalidad en la sociedad y sobre todo en las generaciones futuras y volcamos la atención en disminuir en lo inmediato lo máximo posible las cifras, pero esto debe ser de un trabajo constante y a largo plazo”, aseveró. 


Según García Caínzo, la violencia es una problemática que el Estado reconoce y por ello trabajaron en conjunto con asociaciones civiles, grupos de mujeres defensoras de los derechos de género y organismos públicos. “En función de esas reuniones elaboramos el programa que pretende abordar la problemática de forma integral”. 

Con respecto a las cifras sobre violencia registradas en la provincia, el funcionario resaltó: “Hay dos cuestiones alarmantes en todo el país y son las altas cifras de violencia de género y la violencia institucional, como en las cárceles por ejemplo. En líneas generales tenemos las mismas cifras que en otras ciudades, según lo que ví en el Consejo General de Derechos Humanos”. 


Además esta tarde, en Diputados se tratará la ley de violencia de género, que podría ser derogada. Al respecto se expresó García Caínzo: “En líneas generales estamos de acuerdo con la nueva ley de violencia de género pero entendemos que hay puntos en discusión: por ejemplo, el bullying debería tener un tratamiento especial y más profundo”. Sin embargo el secretario consideró que la ley 7403 necesita una readaptación “porque vino a solucionar una problemática y una demanda de la sociedad en ese momento, hace unos 7 u 8 años”, concluyó. 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...