El secretario general de la CTA más cercana al Gobierno, Hugo Yasky, reclamó hoy en una reunión con al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, un aumento del 35 por ciento para los salarios mas bajos del país y una 'readecuación' del impuesto de ganancias.
El dirigente sindical también sostuvo que hay que 'empezar a monitorear paso a paso la evolución de los conflictos que tienen que ver con despidos y suspensiones'.
Yasky anticipó los reclamos en diálogo con la prensa antes de ingresar al encuentro, que duró poco menos de dos horas, pero a su término el sindicalista se retiró de la Casa Rosada sin dar precisiones sobre el resultado.
Sin embargo, al ingresar dijo que llegaba a la sede gubernamental para 'plantear temas que preocupan a los trabajadores', como un 'aumento del 35 por ciento mínimo, para los salarios mas bajos del país'.
Además, planteó la necesidad de que 'se habilite la comisión de empleo, que tendría que funcionar en el consejo del salario'. Sobre el impuesto a ganancias, dijo: 'Queremos plantear la readecuación (porque) es un impuesto que necesita correcciones, para garantizar que sea mas progresivo, que no genere las irritaciones que genera cuando un trabajador a partir de un módico aumento o cambio de categoría o traslado, tiene un pequeño cambio salarial y viene un gran descuento por ganancias'.
Al respecto, sostuvo que este temas 'es absolutamente factible de resolver'.
Consideró que la solución al tema sería 'modificar las escalas' al gravamen, aunque adelantó que los trabajadores 'continuarán con la jornada de protesta' si no reciben 'propuestas interesantes' por parte del Gobierno.
Consultado sobre los haberes jubilatorios, el sindicalista se pronunció a favor de que 'haya algún paliativo', tras considerar que 'han sufrido un zarpazo terrible con los medicamentos'.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...