El médico del seleccionado argentino de básquetbol, Diego Grippo, aseguró ayer que la fractura que Emanuel Ginóbili sufre en su pierna derecha “no es grave”, aunque reconoció que hasta el momento “no vio” imágenes “ni sabe” dónde está localizada.

“Hasta ahora no vi ninguna imagen, y ni siquiera sé exactamente dónde está localizada. Lo que hay que hacer en este tipo de lesiones es reposo y no tener carga, que ya lo está haciendo”, señaló Grippo.

Posteriormente, el médico de la selección informó que “no es una lesión grave, ni para su carrera ni para su futuro, lo grave es el poco tiempo que tiene por delante para recuperarse. Cuando hagamos los estudios de nuevo, a fin de mes, no creo que se haya curado tan rápido, pero puede haber algún signo a nivel imagen que nos diga que la lesión está evolucionando”, se esperanzó el profesional.

El primer plazo para Ginóbili será el viernes 25 de julio, cuando el plantel inicie su preparación para el Mundial de España, el cual comenzará a jugarse a partir del 30 de agosto.

Cuando se le preguntó por Carlos Delfino, otro de los lesionados, Grippo indicó: “Tenía que controlarse esto días en Las Vegas, donde está con su equipo de NBA (Milwaukee Bucks). Venía un poco atrasado para a lo que él esperaba estar en este momento. Su lesión es en el escafoides, que es un hueso complicado porque es de difícil cicatrización”, expreso Grippo.

Al igual que Ginóbili, la primera prueba de fuego para Delfino será el viernes 25 de julio.

En cuanto a la situación de Juan Gutiérrez, Grippo confirmó que el pivote ya está descartado para el Mundial, porque la recuperación de la artroscopía a la cual será sometido para solucionar un problema demandará aproximadamente seis meses.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...