Según la Cámara de Inmobiliarias de Salta la demanda de alquileres para viviendas seguirá aumentando por el alto déficit habitacional que se registra en la provincia. Es por esto que los precios se elevarán aún en el marco de una caída en la actividad económica. Juan Martín Biella, presidente de esa institución, explicó que si bien con los actuales precios de los alquileres habrá muchos que dejarán las propiedades para trasladarse a la casa de familiares, los precios no van a registrar descensos. Incluso, tal es la presión sobre la demanda habitacional que los créditos que otorga el Programa Crédito Argentino para la Vivienda Unica Familiar (Procrear) y con el que se beneficiarán 2.000 familias salteñas, no generarán un impacto sustancial.

En Salta capital, la cantidad de familias que no tienen una casa propia y que esperan en las listas del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) superan las 20.000. Si se suman aquellas que no estan inscriptas la cifra asciende a 32.719 según los datos provistos por la Fundación Fundara. Como si fuera poco, el documento sobre la Evolución de la Situación Habitacional 2001-2010, elaborado por el Ministerio de Planificación Federal de la Nación, determinó que en la Provincia, la cantidad de viviendas que se encuentran en una situación de irrecuperabilidad llega a 42.038. Lo grave de esas casas es que se encuentran en un estado total de deterioro y que “es necesario que sean reemplazadas por una nueva vivienda”, reza el documento. Además, el total de familias inscriptas en la Subsecretaría de Tierra y Hábitat a la espera de un lote, es de 10.500. Mientras, en el interior de Salta el problema se replica y las familias sin casas son numerosas, sobre todo en los departamentos de San Martín, San Ramón de la Nueva Orán y Rosario de Lerma.

La Cámara Inmobiliaria estimó que por año se necesitan construir 5.000 casas para moderar el déficit habitacional en el corto plazo. “Urtubey (por el gobernador Juan Manual) dice que por año el Gobierno construye dos mil viviendas, una cifra muy por debajo de lo óptimo. No llega a la mitad siquiera de lo que se necesita. Así, difícilmente bajen los alquileres”, expresó Biella.

“En Salta no se consiguen casas y la gente hoy evita los departamentos que encima, hay pocos. Nosotros nos resistimos a los aumentos pero son casi imposible porque los costos suben siempre”, explicó Alberto, ejecutivo de Biella Inmobiliaria.

Hoy, para alquilar un departamento modesto de un ambiente se requiere de por lo menos $2.800. Más del 35% del valor de la canasta básica total que calculó el Instituto de Estudios Económicos, Sociales y Política Ciudadana para el mes pasado $5.300. Y en la zona céntrica de la ciudad los costos son más elevados y un departamento de tres ambientes se ubica por encima de los $4.800, sin expensas.

“Nosotros concientizamos a los propietarios para que no suban más los alquileres de lo que vale un salario de bolsillo de la administración pública, como una forma de no generar un desfasaje tan grande”, sostuvo Biella.

Actualización semestral

Si bien en Argentina la ley de alquileres establece que los propietarios deben mantener los precio pactado en los contratos (para viviendas 24 meses y para comercios, 36) hoy, los propietarios realizan actualizaciones al séptimo mes y no al año como se hizo durante los últimos años. Hace pocas semanas atrás un fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, permitió ajustes antes del año en los precios de los alquileres. Justificó la decisión por la suba generalizado de los precios.

De todos modos, si bien la indexación está prohibida, los contratos llevan implícita las actualizaciones cada año.
 

Los alquileres 
comerciales


La suba de los alquileres comercia­ les tuvo un fuerte impacto en la cuenta de los comerciantes y la canti­
dad de comercios vacíos en el macro centro y en menor cantidad en el mi­crocentro, es un claro reflejo de esta situación.
 
La Cámara de Comercio e Industria de Salta, alertó hace pocos días sobre este problema que era evidente ante la inadecuación de los precios con la actual que atraviesa el sector del comercio. Consideró la institu­ción que los valores de los alquileres comerciales podrían estabilizarse si la demanda disminuye. Y la presión sobre la demanda de ese tipo de espacios es mucho menor que la que 
existe respecto de las viviendas fami­liares.

Un costo que pesa

Para los comerciantes que alquilan propiedades en el microcentro las dificultades para cancelar los pagos mensuales se dificultó desde 2013 hasta hoy por la caída en el flujo de ventas. 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...