Mientras se recupera de una dolorosa lesión en la muñeca izquierda que lo tiene alejado del circuito profesional, el tandilense Juan Martín Del Potro es investigado por la Justicia federal a partir de una denuncia de la AFIP por una presunta evasión fiscal de 1.000.000 de pesos. El delito corresponde a la falta de pago del impuesto a las ganancias durante el año 2010. La denuncia, que se radicó en el Juzgado Federal número 1 de Azul, a cargo de Martín Bava, prevé penas de hasta nueve años de prisión en caso de ser hallado culpable.
Según se explicó, el tandilense desvió "mediante cesión gratuita sus ingresos por garantías de participación en torneos y derechos de explotación de su imagen hacia la sociedad uruguaya Bongarden S.A., propiedad de sus padres".
El dinero que recibía la firma uruguaya luego era ingresado al patrimonio del tenista mediante préstamos contraídos con esa firma uruguaya. Así, Bongarden recibió 3,57 millones de dólares en 2010 por los contratos con las empresas Rolex, Nike, Sony, entre otras.
Del Potro se defendió a través de un comunicado enviado por Jorge Viale, su encargado de comunicación. "No hubo evasión, pues la deuda fue cancelada en forma definitiva el 22 de febrero de 2014. La fiscalización efectuada por la AFIP fue cerrada el 31 de marzo de 2014. En el caso que algún medio lo requiera, los contadores estarán a disposición para dejar en claro la posición del caso", concluyó el comunicado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...