Por segundo año consecutivo los vecinos, las organizaciones intermedias y el personal del hospital Melchora Figueroa de Cornejo realizarán un abrazo solidario en el Día del Amigo. Esta es la forma que la comunidad rosarina eligió para agradecer a la institución hospitalaria por el trabajo que realiza en bien de todo el pueblo y para reafirmar los sobrenombres de Casa de la salud y Centro médico como lo menciona la gente.
En esta oportunidad, el Comité Nacional de la Mesa Redonda Panamericana, la Mesa Redonda de Rosario de la Frontera, el Centro de Toxicología Infantil y el Grupo GEV -Grupo Esperanza Viva-, que trabaja para la recuperación de adictos en la ciudad, son los responsables de la organización del segundo abrazo solidario. Cuentan además con la adhesión de la Cámara de Turismo, Club de Leones, Cruz Roja, Marcha Patriótica Permanente General Martín Miguel de Gemes, Salta de Pie, instituciones educativas, iglesia y centros vecinales.
"El abrazo solidario se realizará el lunes 20 y comenzará con una procesión a las 17, por las calles que rodean el hospital, con la imagen en honor al Divino Niño, ya que ese día se celebra su fiesta en todo el mundo", anticipó a El Tribuno la presidenta del Comité Nacional de la Mesa Redonda Panamericana, María Moreno de Cortez.
"El objetivo es expresar el agradecimiento a la institución por todo el trabajo que realiza hacia la gente del departamento y localidades vecinas del sur de Salta, ya que brinda atención por sus características profesionales y equipamiento adecuado que lo posicionan en mediana complejidad", remarcó la dirigente.
Tras la procesión se hará una invocación religiosa, un pequeño acto y se servirá un chocolate en un marco de canto popular con los artistas locales Nico Cao y el gaucho Ciro Alejandro Arias.

Amigos por la salud
Moreno de Cortez resaltó que ya cumplió un año el Grupo de amigos de la madre y el niño, cuyo objetivo principal es fomentar la lactancia materna. "Buscamos el acompañamiento y la ayuda, desde lo psicosocial, a las familias con problemas en sus integrantes más vulnerables que son los niños, adolescentes y las propias madres".
Explicó que actualmente funcionan grupos abiertos a la comunidad, uno en el propio hospital y otro en el Centro de Salud 1 del barrio Hipólito Yrigoyen. "No se distribuye nada, simplemente acompañamos espiritualmente a las familias con problemas sociales y a las mamás que tienen que lactar y no saben hacerlo o se les presenta algún inconveniente y necesitan contención y comprensión", subrayó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...