¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
24 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Chicos salteños se animaron a soñar

Sabado, 26 de septiembre de 2015 00:00
<div>Algunos participantes muestran los sueños que registraron en dibujos. Lucas Alascio</div><div>
Los profesionales del Centro de Salud Nº 60 del barrio El Mirador decidieron tratar un tema poco común para la Semana del Adolescente: los sueños. Reunieron a un grupo de chicos y chicas del barrio y les preguntaron qué querían ser cuando fueran grandes. Poco a poco se animaron a expresar sus deseos: ser futbolista, médica, maestro o manejar un helicóptero. Motivados por charlas y por un documental que vieron sobre la vida de Carlos Tévez, dibujaron sus sueños en un papel. Ayer cerraron con una reflexión y compartieron unos panchos.
Todos los años se festeja la Semana del Adolescente cuando empieza la primavera y es el Día del Estudiante. Siempre se hace mucho hincapié en la salud sexual y reproductiva, los derechos sexuales, dar información y hacer prevención. Este año el Centro de Salud N§ 60 quiso hacer algo distinto.
Jimena Rosa Ramallo es la psicóloga comunitaria. Hace seis años trabaja con un grupo de adolescentes que se llaman Los Naturales, una brigada que promueve la salud en el barrio. Estando en contacto con ellos conoció más sus necesidades.
María Gabriela Dorigato es licenciada en Nutrición y jefa de ese Centro. Una de sus hijas adolescentes le contó que con su grupo católico había organizado un evento que se llamaba "Juventud que sueña", con testimonio alentadores. "Le dije a Jimena: "¿Por qué no hacemos algo así con nuestros chicos?''. Viven el hoy, no tienen un proyecto a futuro. Este país les da posibilidades: educación pública primaria, secundaria y universitaria. El que se propone algo realmente lo puede lograr", explicó, en diálogo con El Tribuno. Gabriela es jefa hace casi un año y trabaja hace 10 en este Centro.
"Nadie sabe qué quiere ser cuando sea grande. Yo lo único que quiero es terminar mi colegio y seguir adelante etapa por etapa" Aarón Arce, 15 años
Lo que más les llamó la atención a los chicos fue el testimonio de una joven brasileña que vive en Salta. Les contó que nació en un lugar adverso y que iba a la escuela de noche. No tenía matemáticas porque al profesor lo habían amenazado unas patotas. Sus padres hicieron un esfuerzo y la cambiaron de escuela. Terminó la universidad y ahora es miembro de los Focolares, un movimiento religioso a favor del ecumenismo, que le permitió viajar por el mundo.
También hicieron una campaña sobre salud sexual y reproductiva. "Les enseñamos que para cuidarse deben quererse y respetarse a sí mismos. No iniciar relaciones si no están preparados", contó Gabriela. "Los adolescentes no están en las prioridades de atención en salud, que está dirigida a niños de 0 a 6 años y a madres", advirtió.
"La verdad es que les costó bastante plantear los sueños. Vamos a seguir trabajando sobre proyectos personales, contarles que hay fundaciones que los ayudan a ir a la universidad. El papa Francisco les dio este mensaje a los chicos en Cuba. Sentí que era una señal para nosotros también", señaló.
Aarón Arce tiene 15 años, es del grupo Los Naturales. "Hablamos de lo que nos gusta hacer, de los sueños, de lo que nos gustaría ser cuando seamos grandes. Pero nadie lo sabe. Yo lo único que quiero es terminar mi colegio y seguir adelante etapa por etapa", dijo entusiasmado a El Tribuno.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
Los profesionales del Centro de Salud Nº 60 del barrio El Mirador decidieron tratar un tema poco común para la Semana del Adolescente: los sueños. Reunieron a un grupo de chicos y chicas del barrio y les preguntaron qué querían ser cuando fueran grandes. Poco a poco se animaron a expresar sus deseos: ser futbolista, médica, maestro o manejar un helicóptero. Motivados por charlas y por un documental que vieron sobre la vida de Carlos Tévez, dibujaron sus sueños en un papel. Ayer cerraron con una reflexión y compartieron unos panchos.
Todos los años se festeja la Semana del Adolescente cuando empieza la primavera y es el Día del Estudiante. Siempre se hace mucho hincapié en la salud sexual y reproductiva, los derechos sexuales, dar información y hacer prevención. Este año el Centro de Salud N§ 60 quiso hacer algo distinto.
Jimena Rosa Ramallo es la psicóloga comunitaria. Hace seis años trabaja con un grupo de adolescentes que se llaman Los Naturales, una brigada que promueve la salud en el barrio. Estando en contacto con ellos conoció más sus necesidades.
María Gabriela Dorigato es licenciada en Nutrición y jefa de ese Centro. Una de sus hijas adolescentes le contó que con su grupo católico había organizado un evento que se llamaba "Juventud que sueña", con testimonio alentadores. "Le dije a Jimena: "¿Por qué no hacemos algo así con nuestros chicos?''. Viven el hoy, no tienen un proyecto a futuro. Este país les da posibilidades: educación pública primaria, secundaria y universitaria. El que se propone algo realmente lo puede lograr", explicó, en diálogo con El Tribuno. Gabriela es jefa hace casi un año y trabaja hace 10 en este Centro.
"Nadie sabe qué quiere ser cuando sea grande. Yo lo único que quiero es terminar mi colegio y seguir adelante etapa por etapa" Aarón Arce, 15 años
Lo que más les llamó la atención a los chicos fue el testimonio de una joven brasileña que vive en Salta. Les contó que nació en un lugar adverso y que iba a la escuela de noche. No tenía matemáticas porque al profesor lo habían amenazado unas patotas. Sus padres hicieron un esfuerzo y la cambiaron de escuela. Terminó la universidad y ahora es miembro de los Focolares, un movimiento religioso a favor del ecumenismo, que le permitió viajar por el mundo.
También hicieron una campaña sobre salud sexual y reproductiva. "Les enseñamos que para cuidarse deben quererse y respetarse a sí mismos. No iniciar relaciones si no están preparados", contó Gabriela. "Los adolescentes no están en las prioridades de atención en salud, que está dirigida a niños de 0 a 6 años y a madres", advirtió.
"La verdad es que les costó bastante plantear los sueños. Vamos a seguir trabajando sobre proyectos personales, contarles que hay fundaciones que los ayudan a ir a la universidad. El papa Francisco les dio este mensaje a los chicos en Cuba. Sentí que era una señal para nosotros también", señaló.
Aarón Arce tiene 15 años, es del grupo Los Naturales. "Hablamos de lo que nos gusta hacer, de los sueños, de lo que nos gustaría ser cuando seamos grandes. Pero nadie lo sabe. Yo lo único que quiero es terminar mi colegio y seguir adelante etapa por etapa", dijo entusiasmado a El Tribuno.
PUBLICIDAD