Un caleidoscopio solar descompuso esta noche un eclipse lunar de colores rojizos que en la noche salteña, al igual que en el resto del país, mantuvo despiertos, con un halo de curiosidad y romanticismo, a miles de personas para observar el fenómeno que no se repetirá hasta 2033.
En términos mas cinematográficos que astronómicos, la llegada del eclipse de la "súper luna roja" fue aguardada con gran expectativa en distintos puntos clave, tales como el obelisco porteño, el Planetario y el Valle de la Luna, en la provincia de San Juan, entre otros observatorios.
El comienzo de la fase del fenómeno estaba previsto a partir de las 21:01, cuando la Luna ingresó en la parte externa de la sombra terrestre, aunque las primeras imágenes impactantes empezaron a observarse pasadas las 22:00, mientras que la totalidad del eclipse se registró a las 23.11.
Minutos después de las 22.00 la sombra fue "comiendo" parte de la luna, mientras el resto se mostraba brillante e intenso y pasadas las 23.00 la oscuridad lunar fue casi total.
En la ciudad de Buenos Aires, el Planetario porteño organizó un evento especial, público y gratuito, para observar el eclipse con varios telescopios, pantalla gigante y música.
La cita fue a partir de las 22:00, en la entrada del Planetario de Buenos Aires, ubicado en las avenidas Sarmiento y Figueroa Alcorta, en la zona de los Bosques de Palermo.
En la provincia de Santa Fe, en la ciudad capital, el Centro de Observadores del Espacio ubicado en la Costanera abrió sus puertas desde las 21:00 para que pueda ser observado el esperado eclipse total de luna.
Asimismo, en la localidad santafesina de Santo Tomé, el Observatorio Astronómico Municipal de Santo Tomé estuvo abierto a partir de las 22:00, con entrada libre y gratuita, para observa el fenómeno, que coincide también con la mayor luna llena de 2015.
También el Observatorio Astronómico de Córdoba (OAC), de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) fue otro de los lugares del país donde se observó el fenómeno, con entrada libre y gratuita, para contemplar para acompañar este evento astronómico.
En la provincia de San Juan, en la zona del Parque provincial de Ischigualasto, más conocido como Valle de la Luna, desde temprano se esperaba con gran expectativa la llegada de la noche para disfrutar de una experiencia visual de singular belleza.
Las autoridades del lugar informaron que fue instalado un telescopio al lado de la geoforma de El Hongo, además de la presencia de expertos para explicar el particular eclipse de luna.
Como en todos los eclipses se observó con Luna Llena, pero no con sus características habituales, sino algo que suele llamarse "Súper Luna", dado que el satélite esta en su perigeo, el punto de su órbita más cercano a la Tierra, a "sólo" 357 mil kilómetros de distancia.
Por eso, se la ve un poco más grande (un 13-14 por ciento) y brillante de lo habitual.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...