La herencia del patriarcado machista una vez más condujo a un hombre a protagonizar un nuevo episodio de violencia de género. Podría tratarse de uno de tantos casos que se repiten a diario en el país y en particular en provincias del norte argentino, como Salta. El domingo a la noche, un joven de 20 años le disparó a su expareja en el pasaje El Sol del barrio Hernando de Lerma. La gravedad del ataque cobró aún mayor relieve cuando se supo que el autor del disparo es el hijo del doble femicida Gabriel "Chirete" Herrera, quien lleva el mismo nombre que su padre y luego de abrir fuego huyó en una moto Gilera 110 cc color blanca.
Luego de las primeras horas de ocurrido el ataque, no trascendieron aún los motivos de por qué Gabriel Herrera (h) disparó contra su ex. La explicación inmediata hace suponer que fue uno de tantos hechos de violencia de género que la joven soporta desde la separación, hace un año, según sus declaraciones al momento de radicar la denuncia. Yamila Krutly o Krutsli, de 25 años, contó que el domingo a las 21 estaba sentada afuera de su casa, en el pasaje El Sol al 100, junto a una amiga de 19 años, cuando de golpe apareció Herrera en una motocicleta, sacó un revólver y comenzó a disparar. Minutos antes de los tiros la joven había observado el giro de una moto que circulaba por calle Catamarca, luego vio que ese mismo rodado ingresó al pasaje, era el hijo del Chirete.
Presa de una profunda crisis de nervios, lo primero que hizo fue buscar a su pequeña hija y tratar de salir del lugar. Esta vez su ex, sin mediar palabras, había apuntado y no dudó en apretar el gatillo. En sus declaraciones la joven señaló que en más de una oportunidad observó que Herrera había disparado sin demasiada suerte, una o dos balas nunca salieron de la recámara. Logró cruzar la calle y meterse en su domicilio para apretar el botón antipánico. El desesperado llamado se registró en la policía cerca de las 21.30: "Tiene un arma de fuego y me disparó, pero no me pegó, le dio a la pared", fueron una de las palabras de Yamila en ese llamado.

Abrió fuego y se fugó

Después del frustrado ataque de Gabriel Herrera (h) en el pasaje El Sol, donde los disparos tuvieron como blanco a su expareja, el hijo del femicida serial emprendió la fuga a bordo de una motocicleta marca Gilera 110 cc de color blanco. Según las descripciones de la joven, el agresor estaba en ese momento con una chomba negra y una gorra del mismo color. Con los datos aportados, la Policía activó un alerta a través del Centro de Videovigilancia y movilizó a los efectivos, quienes junto a una unidad sanitaria se trasladaron al lugar.
Desde la Fiscalía Penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 2 ordenaron la presencia del personal de Criminalística en el lugar para realizar tareas de rigor. Mientras eso ocurría, Gabriel Herrera hijo seguía prófugo y su expareja radicaba una nueva denuncia en su contra, también por violencia de género. Al cierre de esta edición, desde la Policía de Salta señalaron que no había novedades del prófugo. Interviene en el caso el Juzgado de Garantías 8.

"Te voy a cagar a tiros"

"A pesar de tener prohibido acercarse a mi casa, nunca respeta la medida. Dos y hasta tres veces lo denuncié por amenazas y lesiones en mi contra", señaló la joven Yamila, y contó que hace una semana, cuando ella estaba junto a un amigo en el pasaje El Sol y calle Rondeau, el hijo de Chirete Herrera pasó en una moto junto a un amigo y le gritó: "A vos te voy a cagar a tiros".
Con mucho temor por las permanentes intimidaciones, la joven también contó: "Constantemente me amenaza diciéndome que me va a hacer lo mismo que su papá le hizo a su mamá; en más de una ocasión me dijo: "Vas a terminar igual que mi mamá''", aseguró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...