La Cámara baja quedará con  30 oficialistas y 30 opositores

El resultado electoral determinó que el espacio oficialista que lidera Juan Manuel Urtubey y la oposición se repartan 30 bancas de la Cámara de Diputados para cada lado.

Será así, contando a los nueve legisladores kirchneristas que tendrá la Cámara Baja desde noviembre próximo, quienes deberán definir si es que vuelven al oficialismo o inician un camino propio de cara a las aspiraciones hacia 2019 del principal referente K de la provincia: el diputado nacional electo Sergio Leavy.

El escenario político en la Legislatura local quedará conformado con 21 diputados del PJ y otros 9 aliados oficialistas. Además, se debe sumar a 30 opositores, incluido el bloque Frente para la Victoria.

Tras los buenos resultados de los candidatos a los que apoyó, el intendente Gustavo Saénz quedó como principal figura de la vereda contraria a Urtubey y será de quien dependa gran parte de la próxima agenda parlamentaria.

El frente Un Cambio para Salta, alianza gestionada por el jefe comunal capitalino, logró la elección de cinco diputados (3 en capital, 1 en Orán y 1 en Metán). A este espacio, también identificado con la fuerza macrista de Cambiemos, se le debe sumar la banca obtenida en la capital por el PRO, que cuenta con otras dos desde 2015. Además, se puede contar los escaños logrados por el olmedismo (Salta Somos Todos) en Capital y en Rosario de la Frontera, como también los cuatro del bloque Salta Nos Une con mandato hasta el 2019.

La Unión Cívica Radical, aliada con Cambiemos a nivel nacional pero independiente en la provincia tras las recientes elecciones, revivió de las cenizas y de contar solo con un representante en Diputados, el domingo sumó a otros dos.

El otro espacio opositor es el Partido Obrero, que el domingo intentó renovar los cuatro escaños que la fuerza de izquierda logró de manera histórica en 2013, pero solo retuvo uno, el de Claudio del Plá, quien tendrá como único camarada en la "casa de los leones" a Arturo Borelli, electo en 2015.

También se cuenta entre los opositores a Alejandro San Millán, del unibloque Salta Federal.

Repliegue

Por más que Manuel Santiago Godoy no lo quiera admitir, el PJ viene de mal en peor.

En estas elecciones solo cinco candidatos con el sello peronista en sus boletas fueron elegidos como diputados provinciales y 15 tienen continuidad hasta el 2019.

En tanto, el Frente Unidad y Renovación, el espacio creado por Urtubey para los últimos comicios, se quedó con tres escaños.

El Frente Salteño, una escisión del PJ, sumó a otros dos diputados, mientras que el Partido Renovador (Pares), también en franco declive, consiguió un diputado electo y Lara Gros fue reelecto. A ellos, hay que sumar el único candidato electo de Memoria y Movilización, Mario Moreno.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...