Arranca una semana clave para el proyecto de reforma laboral ingresado al Senado 

El proyecto de ley de reforma laboral comenzará a debatirse en comisión esta semana en el Senado, con la intención de que sea tratado en el recinto a fin de mes. El Gobierno envió el sábado a la madrugada la iniciativa a la Cámara Alta y el debate comenzará en la comisión de Trabajo y Previsión. 
El proyecto de ley impulsa un blanqueo de trabajadores y un régimen de pasantías, mientras contempla cambios en el cálculo de las indemnizaciones, la registración laboral y las licencias. .
El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, sostuvo que la administración de Mauricio Macri hizo “una tarea política de tratar de buscar el nivel de mayor consenso posible”, al tiempo que destacó que espera que la normativa propuesta “se trate en comisión durante esta semana para poder ir al recinto a la brevedad”.
La iniciativa, que fue enviada al Senado por vía digital, será debatida luego de que el Gobierno llegara a un acuerdo con la CGT tras concretar una serie de cambios que el gremio rechazaba en el borrador. Sucedió luego de varias semanas de negociaciones, ya que la central fabril se resistía a acordar desde que fue presentada luego de la victoria electoral de Cambiemos del 22 de octubre último. 
El proyecto de ley plantea medidas que apuntan a la “regularización del empleo no registrado, lucha contra la evasión laboral, registración, modificaciones al marco normativo de las relaciones de trabajo, transición entre el sistema educativo formal y el trabajo”.
 Así lo indican los fundamentos del proyecto de ley denominado “de ordenamiento laboral”, que tuvo muchos cuestionamientos por parte de algunos sectores gremiales.

El miércoles se debatirán tres proyectos: Ley de Defensa de la Competencia, Compre Argentino y reforma del Mercado de Capitales

“Se trata de un reordenamiento”
Ante las críticas, Triaca argumentó que no se pretende “un régimen de flexibilización, sino de reordenamiento que apunta a la productividad, creando mecanismos de confianza y de colaboración para el proceso productivo”. Además, subrayó que no apunta a “quitar derechos, sino que se conservan”.
Aseguró que el proyecto fue planteado con “una metodología distinta, en la cual se puso a disposición una propuesta, discutida por técnicos y especialistas de cada uno de los sectores”.
“En los últimos seis años no  creció el empleo en el sector  privado, seguimos con los 6.200.000 puestos de trabajo, pero creció el empleo en el sector público, con la consecuencia de tener que subir impuestos para financiar ese gasto”, dijo Triaca. También destacó que impulsará “la formalización de trabajadores”, y argumentó que en la actualidad “hay tres millones de personas en la informalidad que necesitan tener cobertura social”.
“Hicimos una tarea política de tratar de buscar el nivel de mayor consenso posible”, resaltó el jefe de la cartera laboral, quien destacó que la iniciativa “entrará por el Senado”, por lo cual espera “que se trate en comisión durante esta semana para poder ir al recinto a la brevedad”.
Dijo que desde enero de 2016 se generaron 280.000 puestos de trabajo en la economía formal, lo que -dijo- “es un dato positivo, pero insuficiente”, teniendo en cuenta que “la población argentina crece al 1,1% por ciento y el empleo 0,7%”.
 

La CGT reconoció matices por la reforma

El secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero, desafió ayer a Pablo Moyano, tras las fuertes críticas al proyecto de reforma laboral, y sostuvo que quiere ver “si realmente hace lo que dice”. El secretario gremial de la CGT y referente de Camioneros, Pablo Moyano, manifestó días atrás su rechazo al proyecto de ley de reforma laboral y advirtió: “No vamos a permitir ‘la Banelco’ y daremos lucha en la calle”.  A su vez, el dirigente puso en marcha la “resistencia”, un espacio para rechazar el proyecto de reforma laboral y “frenar el ajuste”.
 En ese escenario, Romero salió al cruce y apuntó: “Vamos a ver si lo que dice se hace realidad”. Admitió que dentro de la CGT hay “matices” en las opiniones de sus integrantes.  “En general, institucionalmente, nosotros apoyamos lo que el grupo de dirigentes ha ido a charlar con el Gobierno, pero después hay matices, cada uno tiene una interpretación de esta reforma”, reconoció. Y evaluó: “Para mí, es inoportuna porque no es el momento adecuado para hablar de esto cuando los argentinos estamos esperando de la actual gestión que empiece a resolver decididamente los problemas que tiene la gente en el país”.
 Por su parte, el secretario adjunto de la CGT y titular de UPCN, Andrés Rodríguez, consideró que el acuerdo alcanzado con el Gobierno por la reforma laboral fue “positivo para ambas partes. No estábamos de acuerdo con el primer borrador del Gobierno, pero en estas tres semanas se fueron limando las diferencias”, ase    guró.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...