Opinión
Liga Argentina de Béisbol: Qué no sea un paso en falso
Desde agosto, hasta hace un poco más de una semana, quedó demostrado que el proyecto de la LAB se cumplió con creces, pero le faltan recursos económicos.

En febrero, mientras se jugaba la Summer Cup en la cancha de Popeye, se desarrolló una idea que fue tomando color con el correr de los meses: la Liga Argentina de Béisbol. Sus creadores invitaron a los medios de prensa a seguir con atención la profesionalización de una disciplina que si bien a Salta le dio mucho, siempre se mantuvo en el amateurismo más puro. 
Desde agosto, hasta hace un poco más de una semana, quedó demostrado que el proyecto se cumplió con creces. Los promedios de cada jugador subieron considerablemente en defensa y ofensiva. La cantidad de partidos jugados fue clave: miércoles, sábado y domingo fueron los días de competencia, sí o sí.
El tan amado béisbol, aunque sea para pocos, definitivamente dio su paso para adelante, un gran salto de calidad que se coronó con el viaje que debía hacer Infernales (o Popeye) a Nicaragua para medirse con otros triunfadores. La carta de la LAB fue una cachetada a todos los que deseamos que el deporte en general crezca. Espero que ese paso que se dio, no sea en falso y la FAB junto a privados, recapaciten.