Los hermanos de  Flor, los testigos

Con el mismo tono apagado y la mirada baja, con su beba Trinidad de una semana de vida, Carina Di Marco, la mamá de Florencia, hizo declaraciones en un canal de Mendoza y relató que sus dos hijitos pequeños le contaron cómo su pareja los trasladó a la escuela junto con el cuerpo sin vida de su hermanita martirizada.

La mujer, que no ha sido imputada en la causa, dijo que Florencia, de 12 años, fue sentada en el asiento del acompañante y los dos varones atrás.

Según el relato de la mujer, Lucas Gómez violó y mató a su hijastra entre las 4.30 y las 6 del miércoles 22, y luego llevó a sus dos hijos, de 9 y 3 años a la escuela. Después habría vuelto a El Saladillo a tirar el cuerpo desde el puente.

El contenido principal del discurso de Carina es de defensa, tal como lo viene haciendo cada vez que decide hablar con la prensa. "Si Flopy me hubiese dado una señal no la tendría bajo tierra", dijo.

La macabra escena de un padre con sus dos hijos transportando un cadáver la narró el varoncito de 9 años, hijo de la pareja. "El más chiquito ahora me dice: "Mamá vos tenés que dormir así', con la cabeza para abajo", contó, aludiendo a la posición del cadáver en el asiento del Megane del homicida y violador. Fue Gómez quien decidió dejar atrás la vida en el departamento mendocino de San Martín de manera sorpresiva luego de la muerte de su padre, en mayo de 2016, quien según los medios mendocinos se descerrajó un disparo en la cabeza. El futuro de Di Marco está en San Martín. "Voy a viajar a San Luis para hundirlo", aseguró.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...