La Feria Abasto Gourmet, que culminará hoy en Salta, convirtió al Centro de Convenciones en un paseo gastronómico de gran atractivo para el público amante de la buena y variada comida. Con tres clases magistrales a cargo de los chefs internacionales Takehiro Ohno, Osvaldo Gross y Pablo Massey como principales atractivos del evento, y la auspiciosa participación de emprendedores, productores, empresas de catering, bares y restaurantes, la Feria Abasto Gourmet se perfila como uno de los eventos más convocantes de la agenda gastronómica local.
El éxito de la iniciativa se debe, sin duda, a la calidad y variedad de las propuestas de cada uno de los stand instalados en el Centro de Convenciones. En el ingreso de la feria, el público puede disfrutar de la degustación de sidra tirada y vinos salteños. También puede participar de la Ruleta Gourmet, un juego que propone “exquisitos” premios. En los puestos montados en el salón se encuentran a la venta panes y dulzuras andinas, empanadas tucumanas, embutidos de Buenos Aires, platos para celíacos, macarrones, cocteles, sushi, delicias de chocolate, una amplia gama de productos de pastelería, yaguarma, platos con carne de llama y parrilladas para todos los gustos, entre otros productos.
El stand de El Trébol, por ejemplo, Norma Núñez y Malena Herrera ofrecen un abanico de pastelería europea. “Quisimos hacer algo innovador. La gente puede probar el postre característico de cada región. La galletita de jengibre, de origen inglés se convirtió en la estrella del stand porque los chicos la relacionan con la película de Shrek”, contó Malena. Otras delicias del stand son el cheesecake original de Grecia y la torta Sacher de Hungría. Como creación propia, las pasteleras presentan el Cono de Arita, inspirado en la peculiar geoformación del Salar de Arizaro. “Tiene masa quebrada y dos variantes de relleno: dulce de leche, nueces y crema de turrón salteño o Dulce de cayote, nueces y crema de turrón salteño”, detalla Norma. 
En otro sector de la feria, Pedro Huacollo Centeno despliega su experiencia y herencia culinaria: “Nuestra propuesta es al gastronomía peruana. Tratamos de promover la comida marina, que es poco conocida en esta parte de Argentina. En el stand presentamos platos marinos y comida criolla. Tenemos, por ejemplo, chicharrón de rabas, de mariscos y de camarones y ceviche de pescado, entre otras variantes”. En el sector dedicado a las parrillas, el tucumano Osvaldo Maciel presenta su particular “asado a la calesita”: “La carne se cuelga y se va cocinando a fuego muy lento (3 a 6 horas). Los trozos se deshidratan y se van ahumando a la vez que se cocinan”, contó el parrillero.
Sobre el impacto de la Feria Abasto Gourmet, los expositores coincidieron: “Eventos como este nos abren muchas puertas. Ojalá se repita”.

El balance del chef Osvaldo Gross

“La gente que vino a la clase superó la capacidad del salón. Fue un público muy cálido y respetuoso. Creo que la gente aprendió algunos secretos al tiempo que pasó un lindo momento. En la clase hicimos un budín de cerveza y chocolate, una tarta de nuez y arrope y un bavarois de chocolate blanco con una masa negra”. 


 



 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...