Candidatos condicionados por la ordenanza "Rosario libre de ruidos"

Todos deberán respetar la norma que establece "nada de ruidos de pirotecnia como de otros artefactos mecánicos en la vía pública y privada, cuya sonorización afecte a vecinos y animales". La ordenanza promulgada por el Ejecutivo está en vigencia y los órganos de contralor, como el Juzgado de Faltas y la Policía de la Provincia están avisados sobre su aplicación en la jurisdicción del municipio de Rosario de Lerma.

La ley municipal es clara. Fue enviado un comunicado a organizaciones religiosas, tales como los devotos de la Virgen de Urkupiña que en este mes de agosto realizan bulliciosas manifestaciones de fe por las calles de esta ciudad, clubes de fútbol y partidos políticos.

"Deberán acatar la medida, tanto políticos como particulares que organizan fiestas religiosas. La ordenanza está en vigencia, es tarea de los órganos de contralor hacerla respetar. Las instituciones están notificadas, solo falta que el municipio la difunda para concientizar a la población" explicó a El Tribuno el edil Adrián Palacios.

A pesar de los esfuerzos del funcionario para hacer respetar esta ordenanza que cuenta con el apoyo de numerosos vecinos, sectores políticos no tomaron en cuenta el ruido de sus bulliciosas propagandas callejeras que invaden la vía pública a cualquier hora del día. "Así como los fieles de la Virgen de Urkupiña manifestaron que respetarán esta norma para la sana convivencia entre vecinos, los candidatos, y me incluyo, debemos dar el ejemplo en respetar los derechos de los demás".

Palacios abogó por disminuir el ruido de la pirotecnia y de los caños de escapes de las motocicletas tuneadas.

Multas onerosas

"Aquellos que incumplan son pasibles de multas. Es la manera de comenzar a convivir en una comunidad que tenga espacio para todos. El municipio comenzó a controlar, pero se necesita de los vecinos también", dijo Palacios.

Las multas para erradicar esta costumbre, que produce daños colaterales, llegan al valor de 100 litros de nafta súper, (alrededor de 2.500 pesos); la clausura de comercios; la quita de la habilitación municipal y sanciones particulares para instituciones con identidad civil y clubes. La aplicación para este último párrafo especifica que las sanciones serán aplicadas cuando el uso de la pirotecnia con ruido se desarrolle en espacios públicos y privados, en ámbitos deportivos y religiosos.

El Tribuno consultó a algunos frentes políticos sobre la posibilidad de evitar la propaganda callejera, y tuvo las más insólitas respuestas: "Nos quieren hacer callar por eso sacaron esta ordenanza. Cuando llegue al concejo voy a hacer derogar esta norma", comentó un dirigente vecinal, precandidato a concejal por el Partido Justicialista.

Otro referente social con simbologías políticas de color verde mencionó que debe recurrir a las bocinas porque no tiene dinero para afiches o impresión de remeras, "es buena la idea, pero deberían dejar pasar esta elección, así nos dejan posibilidades de que nos escuche la gente con las bocinas. Para colmo, la gente está jodida, no le abre la puerta a los políticos"

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...