Condena mundial a los dichos de Trump: la ONU los calificó de "racistas y vergonzosos"

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) calificó hoy de "racistas y vergonzosos" los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre El Salvador y Haití, a los que describió despectivamente como "países de mierda" en rechazó a la inmigración procedente de esos países .
"Estos comentarios del presidente de Estados Unidos son sorprendentes y vergonzosos. Lo siento, pero no pueden ser definidos de otra manera que como racistas", afirmó en una rueda de prensa el portavoz de la Oficina, Rupert Colville.
"No se puede rechazar un país entero o un continente como "agujeros de mierda", cuyas poblaciones enteras, que no son blancas, no serán bienvenidas", agregó.
Trump criticó ayer de manera insultante la llegada de inmigrantes de algunos países como El Salvador y Haití, y los consideró "agujeros de mierda".

Según publicaron medios estadounidenses, en concreto, Trump dijo: "¿Por qué tenemos a toda esta gente de países que son un agujero de mierda viniendo aquí?".

El mandatario sugirió entonces que Estados Unidos debería traer a más inmigrantes de países como Noruega, con cuya primera ministra se reunió este miércoles, de acuerdo con el The Washington Post.
"El comentario positivo sobre Noruega subraya el sentimiento racista muy claramente", puntualizó el portavoz del Alto Comisionado.
Según Colville, citado por la agencia de noticias EFE, estos comentarios de Trump no son aislados y se enmarcan en un posicionamiento claramente xenófobo.

"Como los anteriores comentarios sobre los mexicanos o los musulmanes, las propuestas políticas contra grupos enteros en base a la nacionalidad, la religión, y su rechazo a condenar claramente las acciones antisemitas y racistas de los supremacistas blancos en Charlottesville, todo esto va contra los valores universales que el mundo tanto ha luchado por establecer desde la Segunda Guerra Mundial", insistió el portavoz de la Acnur.

El portavoz continuó explicando que los comentarios de Trump no se refieren a un tema de falta de respeto y de mal gusto sino "de abrir la puerta a la peor parte de la humanidad".

"Se trata de aceptar y apoyar el racismo y la xenofobia que potencialmente destruirán la vida de muchas personas. Esta es la consecuencia más peligrosa de este tipo de lenguaje usado por una importante figura política", alertó.
En el mismo contexto, Colville recordó que el máximo responsable de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra'ad Al Hussein, ha pedido al Congreso de Estados Unidos que ofrezca una solución legal duradera a los llamados "Dreamers" (soñadores), inmigrantes que llegaron a Estados Unidos de forma irregular cuando eran niños y que no cuentan con documentos en regla.
"El futuro de los 'Dreamers' no debería usarse como moneda de cambio para negociar una severa y restrictiva ley migratoria y de seguridad. Son personas, no mercancías", subrayó.
Según los medios, Trump hizo los comentarios denigrantes cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.
Colville también se refirió a este aspecto y dijo que la Oficina del Alto Comisionado está muy preocupada por la decisión de acabar con los programas de TPS para los salvadoreños, los haitianos y los nicaragüenses. Especificó que estas decisiones afectarán a 180.000 salvadoreños, 59.000 haitianos y 5.300 nicaragüenses.

Más repercusiones

La Unión Africana dijo que estaba "francamente alarmada" por los comentarios de Trump. "Dada la realidad histórica de cómo llegaron tantos africanos como esclavos a Estados Unidos, esta declaración es un golpe en la cara a todos los comportamientos y prácticas aceptables", dijo la portavoz del organismo, Ebba Kalondo. "Es particularmente sorpresivo dado que Estados Unidos permanece como un ejemplo global de cómo la migración dio origen a una nación construida bajo los sólidos valores de la diversidad y oportunidad".

Los medios de comunicación y los pobladores africanos cuestionaron duramente las expresiones del mandatario norteamericano. "Al paso que vamos, los viernes casuales en la Casa Blanca pronto incluirán capuchas y antorchas", escribió el diario sudafricano Daily Maverick.

Muchos habitantes emularon el lenguaje vulgar de Trump para expresar su malestar por sus dichos. "¡¡¡Buenos días desde el 'país de mierda" más grandioso y hermoso del mundo!!!", tuiteó la presentadora de South African Broadcasting Corporation, Leanne Manas.

"Como alguien de Mierda del Sur, Trevor está sumamente ofendido por las declaraciones del presidente, tuiteó el presentador sudafricano del The Daily Show, Trevor Noah.

En Kenia, el centro económico de África Oriental, el activista político Boniface Mwangi pidió: "Por favor no confundan a los líderes #demierda que elegimos los africanos con nuestro hermoso continente".

Haití

El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, consideró el asunto una "agresión".

El embajador aseguró a la cadena MSNBC que su Gobierno ha presentado una petición formal al Ejecutivo estadounidense para que explique los comentarios que Trump.

Según recoge la cadena MSNBC, Altidor aseguró que su Gobierno condena "vehementemente" los comentarios de Trump al considerar que están "basados en estereotipos" y, con base en ello, el diplomático añadió contundente: "o el presidente ha sido mal informado o no ha sido bien educado".

"Los haitianos luchamos junto a los soldados estadounidenses en la guerra de la independencia de Estados Unidos y seguimos siendo grandes contribuyentes a la sociedad estadounidense", destacó Altidor, según recoge MSNBC.

Noruega 

Era medianoche cuando las palabras vulgares de Trump cruzaron el charco y llegaron a Oslo. La preferencia del jefe de la Casa Blanca por inmigrantes noruegos en vez de otros de "países de mierda" siguió justo a un encuentro entre el magnate y el premier noruego en Washington, un día antes.

Muchos noruegos dormían cuando llegaron los ecos racistas de Trump, pero otros estaban online y no tardaron en ventilaron su indignación en las redes sociales.

“La verdadera Casa Blanca: Trump llama Haití y a los países africanos países agujeros de mierda en la cara de miembros del Congreso y usa a Noruega para probar su racismo", escribió Andreas Wiese, columnista y director de la Casa de la Literatura, un centro cultural en Oslo, según informa hoy The New York Times.

Siempre según el Times, Helge Ogrim, un veterano periodista que solía cubrir Estados Unidos para la Agencia de Noticias Noruega, dijo sobre las más recientes declaraciones de Trump: “Cae dentro de un patrón de nativismo y de un lenguaje muy desagradable por parte de un presidente pobremente calificado, o peor. El presidente Trump parece disfrutar con los comentarios despectivos sobre los demás y alabarse así mismo. Este incidente rebaja aún más el respeto por su cargo y por los Estados Unidos en el extranjero".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...