Luego de la gran carrera que realizó en el Dakar 2018, Kevin Benavides volvió a sus raíces. El piloto salteño de motos, que se consagró subcampeón de la categoría por detrás de Matthias Walkner, regresó ayer a Salta y fue recibido por un grupo nutrido de familiares y amigos.
Kevin pisó suelo salteño pasadas las 18 en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes, donde recibió el cariño y la ovación de sus padres, familiares y amigos. 
Y no iba a llegar tan rápidamente a casa. Desde el aeropuerto se armó una caravana de motos (con la presencia de pilotos del Enduro del Valle) y autos que acompañó al mayor de los hermanos hasta el monumento Güemes, donde recibió otra ovación de los presentes, se sacó fotos y firmó autógrafos.
Kevin posó con el premio que recibió en la noche del sábado en el Centro Cívico de Córdoba, donde se hizo el acto final del rally Dakar. Tomó esa estatuilla con el logo que representa a la carrera, lo mostró en lo alto mientras una bandera con una imagen suya y su nombre decoraba al pie del monumento. 
Kevin Benavides tomará unos días de descanso para luego ponerse a trabajar nuevamente con vistas al Mundial de Rally Cross Country del FIM, que buscará ganar en este 2018.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...