Prisión perpetua para el policía que mató a Nahuel Salvatierra

"Dios tan solo sabe sobre nuestros pensamientos más profundos y nuestras intensiones. Dios sabe quién soy, lo que soy capaz de hacer y no hacer. Quiero pedirle a Dios que dé paz y consuelo a la familia de Nahuel. Dios es el único que sabe, no el señor fiscal que hablo de manera escandalosa sobre mi persona, difamadora. Dios sabe bien quién soy, como fui y cómo me formé. Solamente le pido que llegue el consuelo y la justicia para todos". Cerca del mediodía, en medio de un silencio casi sepulcral el cabo Juan Carlos Cardozo, principal imputado, pronunció sus últimas palabras antes del veredicto. A las 16, la secretaria de la Sala VII del Tribunal de Juicio anunció la drástica condena para el cabo Cardozo: prisión perpetua. Los jueces consideraron al policía autor responsable del asesinato del adolescente Nahuel Salvatierra, ocurrido el 3 de enero pasado en el barrio Solidaridad.

En el marco de un día gris con lloviznas persistentes y viento frío, la jornada de ayer terminó pasada las 17 tras el fallo del juez Francisco Mascarello condenando a la pena máxima al cabo Cardozo, a quien halló responsable del delito de homicidio calificado agravado por el abuso en su función o cargo. También condenó a 2 años y 5 meses al sargento Gastón Aguilera por los delitos de incumplimiento en los deberes de funcionario público y encubrimiento. Esa noche, el sargento se encontraba junto a Cardozo cuando éste accionó el arma. El impacto perforó el ojo derecho de Nahuel. Ambos huyeron del lugar, sin dar ningún tipo de aviso a las autoridades.

Un grupo numeroso de personas, varios pertenecientes a distintas organizaciones políticas y barriales, se hicieron presente en la puerta del Poder Judicial para apoyar a la familia Salvatierra y repudiar el abuso de autoridad ejercido por los uniformados. El último día de juicio se trasladó al Salón de Grandes Juicios. El prestigioso escenario, ubicado en el subsuelo del edificio judicial, volvió a colmarse de familiares de la víctima con un número importante de efectivos para garantizar la seguridad.

Unas 16 declaraciones testimoniales y más de 30 informes de todo tipo fueron los elementos de pruebas incorporados a la causa que nombró el magistrado, tras lo cual habilitó los alegatos que estuvieron a cargo del fiscal Rodrigo Miralpeix y de los defensores Karina Pereyra (por Cardozo) y Marcelo Arancibia (por Aguilera).

"Desproporcionalidad, falta de racionalidad, falta de profesionalidad o como coloquialmente la prensa y la gente lo ha llamado: gatillo fácil. Son todas características capaces de aplicar a lo que sucedió en esta causa y que terminó llevándose la vida de un niño de 17 años: Nehemías Nahuel Salvatierra", comenzó diciendo Miralpeix. Luego realizó una cronología de cómo se fueron sucediendo los hechos. El fiscal mencionó a los testigos que coincidieron en varios aspectos acerca a la actitud de los policías.

Para Miralpeix no solo con las pruebas testimoniales se pudo demostrar la autoría del homicidio calificado, "autoría que pertenece exclusivamente al cabo Cardozo", señaló, sino también a través del propio accionar del imputado posterior al hecho. Entre las artimañas a las que acudió el cabo para no hacerse cargo del crimen, el fiscal mencionó que "al ser consultado por su arma reglamentaria, dijo que "la había extraviado momentos previos a llegar a su lugar de trabajo. Sin embargo, nada dijo a sus superiores una de las reglas primordiales de la Policía. Primera mentira de Cardozo". El fiscal se esmeró en demostrar en varios pasajes de su alocución que los policías hicieron todo lo posible para lograr impunidad.

Lo declaró inocente

“¿Cuál es la prueba de la acusación que demuestre en forma contundente sin margen de duda que Cardozo sea la persona que realizó el disparo y mató a la víctima?”. La pregunta pertenece a la defensora oficial Karina Peralta, representante técnica del principal imputado en el homicidio del chico Salvatierra. A través de dicho interrogante, sus fundamentos estuvieron enmarcados en tratar de establecer contradicciones no solo en el testimonio de los vecinos que pasaron por el recinto, sino también entre los actores directos del hecho y el escenario del mismo. Luego de exponer otras cuestiones pidió la absolución del policía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...