Solís abrió una investigación interna para desentrañar una denuncia

El intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís, y su secretario de Gobierno, Javier Mónico, fueron denunciados por un vecino por supuestas maniobras fraudulentas en el pago de beneficios sociales, por lo que dos fiscales iniciaron las investigaciones del caso.

Así lo indicaron fuentes del Ministerio Público y precisaron que la investigación se encuentra a cargo del fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, y su colega de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Mónica Poma.

Ricardo Moyano, que es vecino de la ciudad termal, denunció al intendente tras haber tomado conocimiento por medio de un periodista local de la existencia de su nombre en una nómina de beneficiarios de planes sociales, según figura en los talonarios de recibo que le fueron entregados.

Las fuentes revelaron que esta documentación fue exhibida por el denunciante en la subcomisaría de El Mirador.

Los recibos eran por la suma de 1.800 pesos desde diciembre del 2016 hasta marzo de 2017, y por 2.100 pesos para los meses entre marzo y octubre de 2017. En su denuncia, Moyano incluyó al secretario de Gobierno del municipio, ya que se sintió perjudicado por un descargo que el funcionario realizó en un medio de comunicación, luego de que su caso se hiciera público.

Lo que dijo el intendente

"Me siento perjudicado, es un mal momento, pero no me siento aludido personalmente porque desconozco por completo el caso. No niego que pudiera ocurrir algo así, pero yo no estoy implicado en semejante cosa. Por eso, antes de que la denuncia tomara estado público iniciamos una investigación interna para llegar al fondo de este asunto. Junto con la gente de Legales llevamos a una escribanía la documentación para que se encuentre a disposición de la Justicia y de nuestra investigación interna", aclaró Solís.

Agregó: "Queremos que esto se aclare, pero sabemos que hay una mano negra detrás del tema. Dos medios de comunicación, uno de Salta y uno local, actúan en connivencia con un sector político en contra de mi figura y de mi espacio político. Todo Rosario de la Frontera lo sabe. Incluso en este momento el medio de Salta está instalado en la sede de ese espacio político opositor".

El intendente reconoció: "No conocía a Moyano, el denunciante, porque este municipio tiene una estructura de 900 trabajadores y no conozco personalmente a cada uno. Se sabe que detrás hay una fuerte operación política en mi contra y el periodista que sacó a la luz esta información cobra un agrupamiento politico (AP) de un diputado provincial. Buscan desprestigiar a nuestra gestión, que ha cambiado la histo ria del municipio".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...