En el cuarto aniversario de la tragedia de Guachipas, en la que murieron cuatro brigadistas salteños que combatían el fuego, se inauguró hoy el monumento Valentía Eterna para conmemorar a los caídos en servicio. 
En la rotonda del Brigadista, en las avenidas Bolivia y Robustiano Patrón Costas, se ubicó la escultura. La obra, de Ricardo Serrudo, representa un joven que lleva a una niña en un brazo y en el otro sostiene una herramienta utilizada en la lucha contra incendios forestales, denominada Pulask.
De la ceremonia participaron vecinos, autoridades provinciales y municipales, compañeros de la Brigada Forestal y miembros de distintas fuerzas de seguridad, que compartieron un momento de profundo dolor con los familiares de los cuatro fallecidos. Entre lágrimas y mucha emoción, también se descubrió una placa con los nombres de los brigadistas Martín Albarracín, Víctor Ferreyra, Mauricio Valdéz y Matías Vilte.


Omar Valdéz, padre de Mauricio, sigue recordando a su hijo con dolor y cada 28 de octubre es una fecha difícil para él. “Cuando llega octubre es imposible estar”, expresó Valdez, que continúa en la lucha para encontrar justicia por la muerte de su hijo y para que la memoria de los cuatro fallecidos perdure.
Con respecto al monumento, destacó que era un anhelo de todos los familiares para “homenajear a los muchachos”.
 


Causa paralizada

“Me duele mucho la pérdida de mi hijo”, contó Valdéz a El Tribuno, y volvió a denunciar que la causa está paralizada. Pidió además que el caso se caratule como homicidio culposo y no como incumplimiento de deberes de funcionario público. 
“Eso duele, es algo que venimos luchando y bregando para que salga y de una sola vez se haga justicia, pero lamentablemente la Justicia es tan corrupta... No solo la Justicia sino también el gobierno, hay mucha corrupción en esto y espero que se solucione y no siga así sin resolverse el tema de los muchachos. Nos va a costar bastante encontrar justicia”, expresó el padre de Mauricio. 
Martín Albarracín, que perdió a su hijo en la tragedia, expresó que esta fecha le trae un recuerdo “muy amargo” y que es día “muy triste”. Se apenó de que, después del fallecimiento de los cuatro brigadistas, nada ha cambiado. “Lamentablemente veo que los chicos siguen con la misma indumentaria y seguimos peleando porque tengan una ropa como corresponde. Yo tengo la ropa con la que se quemó mi hijo, y es muy doloroso que esto siga lo mismo. Nos llenamos la boca diciendo muchas cosas pero realmente hay que estar en el cuerpo de ellos para saber”, afirmó el padre de Martín. 

En el corazón de todos

Edith Cruz, ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, dijo que conoció a los brigadistas fallecidos, y agregó: “Junto a ellos compartimos el trabajo durante varias emergencias en la provincia, como así también, en distintos ejercicios de capacitación”. 
La funcionaria afirmó que la invalorable tarea de estos cuatro brigadistas estará por siempre en el corazón de todos.

 

La elección del artista

Ricardo Serrudo fue el artista encargado de realizar la obra que homenajea a los cuatro brigadistas fallecidos en Guachipas. “Traté de sintetizar al máximo cuál era la idea. Para eso hablé con los familiares, sentí su dolor y elegí a un brigadista rescatando a una niña, que tiene una simbología bastante particular. La figura simboliza que siempre está predispuesto a trabajar”, señaló Serrudo. 

El artista sintió mucha emoción al ver su obra terminada en la plaza, pero también dolor por las historias de las familias de los brigadistas que perdieron la vida.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...