EN VIVO

Diputados sesionan y se espera que formen una comisión por el escándalo Sansone

“A la ley del arrepentido le falta la posibilidad de negociar, incluso hasta que no haya condena”

Por Karina Poritzker

El fiscal federal Carlos Rívolo afirmó que el salteño Oscar Centeno y el resto de los arrepentidos de la causa por los “cuadernos de la corrupción K” tendrán que convencer en un futuro juicio oral sobre la utilidad y verosimilitud de sus dichos para acceder al beneficio final: una reducción de hasta un tercio de la condena.

Además, en una entrevista exclusiva con El Tribuno, el funcionario que investiga el caso junto a su colega Carlos Stornelli, advirtió desde los tribunales federales de Retiro que si se comprueba alguna mentira el arrepentido perderá sus beneficios y se le abrirá una nueva causa penal. 
También reveló que ya se pidieron informes a distintos organismos públicos sobre todas las obras mencionadas por otro arrepentido de la causa llamada “los cuadernos de las coimas”, el financista Ernesto Clarens.

¿Cuáles son los pasos que sigue ahora la Justicia para otorgar a Centeno y otros arrepentidos beneficios procesales?

En la etapa de la instrucción en la causa el beneficio inicial que tiene está vinculado a la eximición de prisión o excarcelación. Eso es lo primero que se considera sobre la base del aporte que hizo y de la comprobación de que el aporte es bueno. Después viene la parte a verificarse en el juicio.

En el juicio son los fiscales de juicio los que tienen que evaluar que su aporte sea contundente, que no sea lo único sino que tenga compatibilidad con otras pruebas de la causa, porque si fuera una sentencia condenatoria no puede basarse solo en dichos del arrepentido, a los efectos de decir bueno vamos a darle el beneficio final que es reducirle la tipificación penal que él tiene como miembro de una asociación ilícita hasta un tercio de la condena, en el caso puntual de Centeno por ejemplo.

A esta altura de la pesquisa, ya con procesamientos dictados a varios de los involucrados en la causa, ¿cuál es la evaluación del aporte que significaron los cuadernos que escribió el remisero Centeno?

Los cuadernos le dieron un aval a lo que se venía investigando y los propios cuadernos tuvieron una energía disparadora para muchísimos arrepentidos dentro de la causa, que reconocieron lo que estos cuadernos o fotocopias de cuaderno mencionaban y le dieron entidad. Le dieron credibilidad, con lo cual son un aporte sustancial a la causa.

¿Cómo se busca la prueba a partir de los dichos de un arrepentido?

Una vez que alguien se arrepiente, a partir de ahí tenés un año a los efectos de constituir prueba, con lo cual hay que pedirle a Vialidad -por ejemplo- y a organismos vinculados al sector de esa obra pública, de concesiones, que remita los expedientes e informes sobre cuál fue el precio asignado, el precio por el cual finalmente se concedió y evaluar si existió lo que se dice de sobreprecios. Acá no solamente Centeno aporta una condición vinculada a la ida a buscar dinero. Después Clarens (el financista de los K) en otra confesión como arrepentido da más detalles de cuáles son las obras. Hay que chequear varias cosas: que esta obra existió y que sobre esa obra hay un sobreprecio.

¿Esta prueba ya se ordenó?

Sí. Esto ya está pedido en obras de todo el país.

Otro arrepentido famoso del caso es el exsecretario de Obras Públicas José López. Dio varias versiones sobre los 9 millones de dólares que intentó esconder en un convento (lo detuvieron cuando ya había arrojado dentro del predio los bolsos con el dinero) ¿Cuál vale para la Justicia?

La versión que importa en el marco del acuerdo del arrepentido es la que prestó en la causa cuadernos (dijo que esconder los bolsos con dinero fue un encargo del exsecretario de Cristina Kirchner, Fabián Gutiérrez), porque, además, López aquí como cualquiera de los otros arrepentidos se somete a una posibilidad de una nueva causa penal si mintió en los datos que aportó, con lo cual nosotros lo que tenemos que comprobar es que sus dichos, que ya están confrontados por Gutiérrez, sean ciertos en algún sentido. El lugar a comprobarlo es este y claramente no solo para López sino para cualquiera de los imputados colaboradores del caso.

¿Cuál es el límite para el arrepentido?

Básicamente no se puede mentir, los datos tienen que ser verosímiles y tener utilidad para estirar las conductas hacia arriba o, al menos, de manera horizontal.

La causa de los cuadernos de Centeno marcó un punto de inflexión en la aplicación de la ley del arrepentido, ¿le falta algo a esta legislación en el país?

Lo que yo integraría es una disponibilidad de la acción penal para los fiscales, es decir la posibilidad de negociar hasta que no haya posibilidad de condena. Que yo pueda decir a una persona que se presenta como arrepentido o imputado colaborador “Yo a usted no lo voy a acusar pero usted va a trabajar codo a codo conmigo, dándome la mayor cantidad de detalles posibles vinculados a desbaratar esta maniobra”. Esto sube el nivel del acuerdo del arrepentido porque la persona obviamente tiene que tener mucha cantidad de data que sea absolutamente comprobable para merecer semejante premio, no ser condenado.

¿Hay algún antecedente en otro país de una ley del arrepentido que otorgue ese beneficio? 

Así se hizo en el “Lava Jato” en Brasil, donde fiscales y arrepentidos trabajaron codo a codo y hubo otras muchas condenas.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...