Amenaza narco: "No vaya a ser la segunda Liliana Ledesma"

A fines de 2006 Liliana Ledesma era brutalmente asesinada de siete puñaladas, dos mortales, en el corazón y en el estómago. Antes de ese final, la mujer había denunciado la impunidad del narcotráfico en una zona caliente como la de Salvador Mazza.

El 14 de octubre de este año, en la misma ciudad fronteriza doña Eugenia (nombre de fantasía) recibió en su domicilio una carta escrita a mano con letra de imprenta todo en mayúscula. "No vaya a ser la segunda Liliana Ledesma por lenguda", dice en uno de los pasajes del escrito plagado de extorsiones y amenazas.

Las caras de dos hojas A4 usaron presuntos narcos peruanos para escribir la nota donde extorsionan a una mujer para que hable y diga una supuesta verdad respecto de 500 kilos de cocaína que habrían sido "mexicaneado" por un allegado a ella.

Sin embargo e inmediatamente de tener la carta en su poder, horrorizada la mujer denunció lo ocurrido negando algún tipo de vínculo con el narcotráfico. Afuera de su casa la señora tiene una cámara que registró el momento en que un hombre desciende de un taxi para introducir el escrito por una de las ventanas de la vivienda. El sujeto fue detenido y puesto a disposición de la Fiscalía Penal y el Juzgado Federal de Salvador Mazza.

En sus declaraciones, Eugenia niega que el allegado tenga algo que ver con organizaciones narco criminales, mucho menos que haya intentado "mexicanear" media tonelada de cocaína. Según lo manifestado por la mujer, hace cinco meses que no volvió a ver al hombre buscado por los narcos. Sin embargo, en un contacto telefónico que pudo tener con él, éste le dijo que no puede regresar a la ciudad de Salvador Mazza por cuestiones personales, más bien sentimentales.

"Al parecer no sirvieron de nada los avisos que hemos mandado, sigue ocultando a la familia de cagadores que nos robaron 500 kilos y usted lo sabe muy bien", dice una parte del documento al que tuvo acceso de forma exclusiva El Tribuno. "Usted fue beneficiada con plata que le dio su marido y el hdp de Juan (nombre de fantasía, se refiere al allegado de la mujer). El seguimiento va a seguir hasta el final, lo nuestro es nuestro con los peruanos no se juega", apunta la misiva en un claro mensaje intimidatorio.

Con la intención de exponer el conocimiento que tienen los narcos sobre los movimientos de ella y su allegado, apuntan: "Juan hace poco tomó un avión Salta - Paraguay. En Salta se maneja en un Corolla bordó, sabemos todo. Queremos la plata que nos robaron tránsfugas. Y usted sabe bien, su familia nos robo".

Después de una serie de insultos en contra de doña Eugenia, los narcos hacen referencia a "toda su familia" para luego amenazar: "Pero ya les va a llegar la hora, no vaya a ser que usted sea la primera. Esto es mucha plata vieja hdp".

Condenado por la cámara El 14 de octubre un hombre descendió de un taxi para dirigirse a lo de Eugenia; el sospechoso tenía la carta en su poder. La cámara ubicada en la fachada de la casa capturo las imágenes y el sujeto fue rápidamente identificado y detenido por las fuerzas de seguridad norteñas. Es argentino y en sus declaraciones si bien reconoció algunas cuestiones, negó tener algún tipo de vínculo con narcos peruanos. 

Amenaza de muerte

En la segunda parte de la carta, los narcos directamente señalan: "Si queremos te matamos adentro de la Municipalidad", en alusión a la impunidad con la que actuarían, y agrega: "Tenemos direcciones, es solo cuestión de tiempo. Queremos soluciones, depende de ustedes y de vos vieja la conch... de tu madre, no vaya a ser cosa que sea la segunda Liliana Ledesma por lenguda".

Para los extorsionadores, la mujer estaría ocultando a un allegado quien presuntamente se habría quedado con un importante cargamento de droga. "Les gusta la plata fácil, banquensela. Sabemos que Juan sigue traficando con nuestra plata". El asunto movilizó a las fuerzas provinciales y federales en Salvador Mazza, una zona caliente en materia de narcotráfico.

Frente a la gravedad de los hechos, la mujer y su familia temen por sus vidas, mientras desde la Fiscalía Penal de Salvador Mazza, a cargo del doctor Armando Cazón, y el Juzgado Federal de esa jurisdicción, conducido por el doctor Martínez Frugoni, ordenaron una serie de medidas tendientes por un lado a preservar la identidad de los damnificados y por otro a la incesante búsqueda de la verdad.

Investigación que se despliega en un escenario sumamente caliente en materia de narcocriminalidad.

"La frontera norte tiene sus complejidades y riesgos"

Lejos de intimidarse y dejar pasar los riesgos, el doctor Armando Cazón, fiscal penal en esa arriesgada jurisdicción del norte provincial, sostuvo al respecto: "La frontera norte tiene sus complejidades y riesgos manifiestos para la investigación de los delitos. Exige determinación por la naturaleza de los delitos, varios de ellos son llevados a cabo por bandas de Argentina y Bolivia".

El fiscal sostuvo que los operadores de seguridad como le la Justicia tanto "federal como ordinaria o provincial, exigen poner el mayor celo para lograr el éxito en las investigaciones". Otro de las causas complejas y mucho riesgo es la que vienen desempeñando contra la banda del Botudo, la organización que se dedicaba a robar vehículos -muchos de ellos de alta gama- y los pasaba a Bolivia, banda que fue desbaratada y tiene a sus principales líderes detenidos.

"Claramente el incremento en las fuerzas de seguridad como la decisión del presidente Macri con la esperada presencia del Ejército en la frontera para apoyo logístico, hará más eficaz el trabajo coordinado y permanente que se lleva adelante entre el Juzgado Federal del doctor Martínez Frugoni y la Fiscalía Penal de Salvador Mazza (Aguaray y Santa Victoria Este) en los delitos que son de nuestra competencia", apuntó Cazón.

Un contexto de mucho y permanente riesgo es el que atraviesan en zonas como las de Salvador Mazza los investigadores y las fuerzas de seguridad tendientes a luchar contra el narcotráfico pero también contra otros graves delitos.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...