Asistieron a más de 200 pacientes

El último control médico en el marco del refuerzo estival se efectuó en localidades del departamento Rivadavia, específicamente en Misión Rancho El Ñato, El Toro y San Miguel; Pozo El Bravo y las Vertientes Chicas; también en paraje San Luis y Rancho El Ñato.

En todas esas localidades, los profesionales brindaron atención pediátrica y de adultos, centrándose en la asistencia de patologías respiratorias y en la actualización de los esquemas de vacunación.

Los adultos mayores con enfermedades crónicas recibieron sus respectivos medicamentos e insumos para continuar con tratamientos contra la hipertensión y la diabetes. Las embarazadas también fueron examinadas y recibieron los cuidados médicos conforme a la edad gestacional de cada paciente.

El operativo se concretó en forma conjunta con el Ministerio de Asuntos Indígenas, que en cada ronda colabora con módulos de asistencia alimentaria y la provisión de agua segura, con la finalidad de contribuir con la estrategia de abordaje territorial de las poblaciones más vulnerables.

Cabe mencionar que la cobertura de refuerzo estival inició a principios del mes de octubre y en casi tres meses de asistencia médica especializada la Provincia logró atender a más de 2.500 personas que residen en zonas alejadas y de difícil acceso.

El secretario de Salud, Francisco Marinaro Rodó, indicó que la estrategia de refuerzo estival, efectuada en la temporada de verano en los departamentos San Martín, Orán y Rivadavia e invernal en La Poma, Los Andes, Iruya y Santa Victoria Oeste, le permitió al Gobierno, junto a otras acciones, mejorar los indicadores materno infanto juvenil y optimizar el seguimiento médico de la población más alejada de los servicios.

El objetivo de estas rondas es fortalecer la asistencia sociosanitaria y colaborar en materia de prevención de enfermedades y promoción de hábitos de vida saludables.

Bajo esa premisa, equipos de profesionales, con especialistas en obstetricia, pediatría, nutrición, enfermería y atención primaria realizan controles médicos a familias originarias y criollas.

Enfermeros, agentes sanitarios y nutricionistas también trabajan en escuelas de verano para controlar el peso y realizar otras acciones de seguridad alimentaria.

Se suman a este esquema de trabajo, los Centros de Primera Infancia que impulsan acciones de protección de la niñez.

Contención

Parajes abarcados

Rivadavia Banda Norte, Rivadavia Banda Sur, Santa Victoria Este, Tartagal, Embarcación, Orán y Ballivián.

Asistidos

Se acompaña a las familias con asisten­cia alimentaria, con­troles médicos y talle­res de formación.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...