Comerciantes piden que manteros sean reubicados en otro lugar

El Tribuno realizó ayer un recorrido por las peatonales del centro y consultó a los comerciantes si estaban de acuerdo con la presencia de los manteros después de las 22 y las opiniones estuvieron divididas. Los que se ven directamente afectados por los productos que venden los vendedores ambulantes fueron tajantes y pidieron que sean removidos.

Aquellos dueños de negocios que venden productos que no están incorporados dentro de la oferta de los manteros fueron más amistosos y expresaron que entendían la necesidad de trabajar que tienen. Sin embargo, reconocieron que hay muchos comercios que son afectados porque ofrecen productos más económicos.

Cuando se les preguntó qué deberían hacer con los manteros, la mayoría respondió que deberían ser ubicados en un nuevo lugar. Algunos comentaron que deberían pagar aunque sea un mínimo tributo.

Para los comerciantes, la invasión de manteros que se produjo en Navidad también fue un momento bisagra y que tensó más la relación entre los vendedores ambulantes y los dueños de los comercios.

Además, denunciaron que mucha de la gente que se instaló en las peatonales eran empleados de los tradicionales free shop que salieron a ofrecer sus productos.

Varios de los comercios consultados afirmaron que los dueños de los locales de las ferias que existen en el centro mandan a sus empleados disfrazados de manteros para vender más barato y evadir impuestos.

Algunos testimonios

Las personas consultadas prefirieron no dar sus nombres ni tampoco que se identifique el local. La encargada de una importante juguetería fue determinante y mostró su amplio rechazo hacia los manteros.

"Es un desastre, se llena de vendedores y no nos dejan trabajar. Se ponen en la puerta y prácticamente te cierran el negocio porque la gente no puede entrar. Hay veces que se instalan en cualquier hora y la peatonal parece una verdadera feria. Para Navidad, la gente no podía entrar a mi local porque se habían metido en mi puerta, eso me perjudicó mucho. La verdad que estoy muy molesta. Todos los días es la misma historia, no deberían estar acá", remarcó.

Ante la consulta de El Tribuno, el encargado de una importante casa de venta de ropa de primera marca reconoció que la presencia de los manteros no "los favorece" pero aclaró que "la gente tiene que trabajar".

"No puedo opinar nada bueno o malo, entiendo la necesidad de la gente que precisa un trabajo para mantener su casa o sus hijos. Nosotros tenemos nuestra clientela que elige ropa de marca, pero sabemos que hay personas que eligen segundas marcas o prendas más baratas, ahí sí veo que puede perjudicar a alguien, por eso creo que nos perjudica a todos indirectamente", remarcó.

Una casa de venta de ropa para mujer también rechazó que los manteros se instalen. "A nosotros obviamente que nos perjudica, nos afecta si están durante el día. Me parece que deberían colocarlos en otro lugar porque cada vez son más los que vienen acá. Además, cuando vienen las peatonales son un caos y la gente tiene que andar esquivando las mantas para caminar", expresó.

La encargada de un negocio de marroquinería precisó que la venta que hacen los vendedores callejeros es una "competencia desleal" para ellos y que no la deberían permitir. También comentó que le resulta "molesto" por la cantidad que hay y que no deberían estar asentados en la peatonal.

"Los tienen que reubicar y si tienen que pagar un monto para trabajar que lo hagan, aunque sea un mínimo impuesto porque nosotros lo hacemos", afirmó.

La gerente advirtió que hay unos pocos manteros que se hacen los "vivos" y que trabajan en los paseos de compras que hay en el centro y salen a la noche a vender lo que no pudieron durante el día, así obtienen un doble beneficio porque no pagan impuestos sobre esos productos que venden.

"Es una viveza que se tiene que acabar y esperamos que hagan algo", agregó.

Una importante regalería que se encuentra dentro de las galería de las peatonales afirmó que es totalmente perjudicada por el avance de los manteros al afirmar que venden los mismos productos que ella. "Es una competencia directa para nuestro negocio. Creo que deberían sacarlos, hasta de noche, no dejarlos que se instalen, ya no se puede transitar en la peatonal", finalizó.

Municipalidad y Policía trabajan juntos

Después de los chispazos tras la invasión mantera coordinan acciones.

Autoridades y la Policía ratificaron los operativos de actuación.

Después del cruce entre la intendencia y la Policía por la “invasión mantera”, cuando el subsecretario de Control Comercial contó que “los dejaron solos”, en referencia a la presencia policial, y el jefe de la Policía responsabilizó a la Municipalidad por cortar la calle Urquiza y dejar que los manteros trabajen en el lugar; funcionarios municipales y autoridades policiales se reunieron ayer con el fin de ratificar y reconfirmar el operativo entre inspectores de espacios públicos, Tránsito y personal policial para evitar el asentamiento de vendedores ambulantes en el microcentro de la ciudad durante los días festivos. 

La reunión fue presidida por el secretario de Gobierno municipal, Ricardo Villada, y participaron el subsecretario de Control Comercial, Nicolás Avellaneda; el coordinador técnico e institucional de la Subsecretaría de Tránsito y Protección Ciudadana, Juan Carlos Sauma; y el director del Centro de Coordinación Operativa, comisario Miguel Mariano Ceballos, de la Policía.

Durante el encuentro, acordaron comunicar las acciones entre el personal de cada organismo para adoptar las medidas operativas que sean necesarias en tiempo real, coordinando un trabajo preventivo.

A su vez, desde la Subsecretaría de Tránsito se comunicó que estará permitida la circulación vehicular sobre calle Urquiza y que se adoptarán acciones de prevención para dar prioridad de paso al peatón. 

El operativo se extenderá hasta el 6 de enero y tanto en esta fecha como el 31 de diciembre, se trabajará en forma intensiva por la alta afluencia de los salteños en el centro. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...