.En el marco de una investigación impulsada por el Juzgado Federal Nº 1 se logró la captura de dos empleados de un supermercado de la ciudad de Orán vinculados con una banda de narcotraficantes mendocinos. De las investigaciones se estableció que los imputados eran los proveedores de la droga.
El accionar de los sospechosos se descubrió a partir de una investigación conjunta realizada por efectivos de la Policía de la Provincia y de Policía de Salta y Gendarmería Nacional en el norte de la provincia. A través de escuchas telefónicas y de una minuciosa tarea de seguimiento, los pesquisas pudieron determinar que el dúo se manejaba de manera sigilosa para no despertar sospechas.
Luego de diversas diligencias el personal afectado a esta tarea logró establecer que los sospechosos cumplían el rol de proveedores de droga, principalmente cocaína, a narcotraficantes mendocinos. Estos fueron detenidos semanas atrás en el sur de la provincia durante un procedimiento que concluyó con el secuestro demás de 9 kilos de cocaína. Con la intervención del juez Julio Bavio se resolvió profundizar las investigaciones en torno a esta banda.
Fue así que se descubrió que los proveedores locales de la droga eran dos repositores en un supermercado de la ciudad norteña. Las fuentes consultadas señalaron que los empleados utilizaban como pantalla este trabajo para burlar a los investigadores. Sin embargo, de las tareas de seguimiento y las escuchas telefónicas surgió que ambos tenían aceitados contactos con narcos que operan en la frontera con Bolivia.
La droga ingresaba desde Bolivia por pasos clandestinos y utilizaban a bagayeros para transportarla hasta la ciudad de Orán. Allí los empleados la acopiaban y la entregaban a la banda mendocina que llegaba a la zona cada dos semana para proveerse del producto.
 

La caída

Días pasados Gendarmería logró desbaratar a parte de esta organización y de allí surgió que la droga que transportaban había sido entregada por los empleados del supermercado oranense. A partir de ese momento se puso en marcha la tarea de seguimiento contra ellos. 
En los allanamientos realizados en los domicilios de los detenidos, gendarmes y policías secuestraron documentación de utilidad para la causa y una importante suma de dinero en moneda argentina y extranjera. También les secuestraron un auto Volkswagen Up y una camioneta Toyota Hilux. “Con el sueldo del súper era evidente que no podían contar con semejante suma y mucho menos con dos vehículos de ese nivel”, dijo un informante.
Se estableció que esas unidades eran utilizadas por los imputados para transportar la droga a lugares estratégicos, en las afueras de Orán, donde realizaban la entrega de la “mercadería” a los mendocinos. 
El juez federal de Salta, Julio Bavio dispuso la continuidad de las investigaciones para ubicar a otros involucrados con la organización que ya están identificados. En ese sentido se supo que se libraron órdenes de allanamiento en la provincia de Mendoza, donde residen los compradores de la droga. 

Sorpresa

Los compañeros de trabajo de los empleados del súper fueron los que más se sorprendieron cuando supieron de su accionar delictivo. 
Nadie sospechaba que pudieran estar involucrados en la distribución de droga en el norte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...