El jefe de la federal pidió disculpas a la sociedad

El jefe de la Policía Federal Argentina (FA), Néstor Roncaglia, pidió hoy "disculpas a la sociedad" por el efectivo de la fuerza detenido tras cometer un asalto en la localidad bonaerense de Isidro Casanova y manifestó que se trata de "una manzana podrida que va a ser exonerada" de la institución.

"Es un hecho lamentable pero tenemos que hacer lo que se hace en estos casos: ocuparnos. Ya está pasado a servicio pasivo y va a ser exonerado inmediatamente de la fuerza este individuo que trabajó un tiempo de policía y decidió transformarse en delincuente", dijo el jefe policial en diálogo con TN.

Roncaglia informó que tras ser detenido, el cabo primero Néstor Fabián Herbes (40) fue pasado anoche mismo a situación pasiva y que ahora se iniciará el proceso de exoneración y también "se investigará a sus superiores directos" por una cuestión de control disciplinario. El jefe de la PFA dijo que Herbes trabajaba hacía 15 años en la institución, que se había desempeñado en algunas comisarías de la Capital Federal y que luego había sido transferido a la Policía de la Ciudad, aunque pidió regresar a la Federal.

"Hizo todo mal. Somos 33.000 integrantes de la policía y mientras este sujeto, que es un delincuente, está cometiendo este delito, miles de policías estaban cumpliendo con sus funciones bien", agregó.

"No nos vamos a quedar de brazos cruzados y vamos a hacer lo que tenemos que hacer. Lamento y le pido disculpas a la sociedad, a esta manzana podrida vamos a sacarla inmediatamente de la institución", enfatizó.

El arresto del cabo primero se produjo el jueves en un comercio ubicado en avenida Cristianía y Sommer, en Isidro Casanova, partido de La Matanza. Todo comenzó cuando al menos cinco delincuentes vestidos con camperas y gorras de la PFA ingresaron al supermercado, cuyo propietario fue identificado como Gao Yianxing (43), de nacionalidad china, y precintaron a los ocasionales clientes y al comerciante, para luego robarles.

Efectivos de la comisaría de San Alberto que patrullaban la zona fueron alertados de lo ocurrido, por lo que varios patrulleros rodearon el lugar e iniciaron un operativo cerrojo, ya que los policías bonaerenses observaron que la puerta de ingreso al supermercado estaba cerrada.

Ante esa situación, el personal ingresó por una vivienda lindante al negocio y en un patio trasero del local fueron sorprendidos por cuatro delincuentes armados.

En ese momento, los ladrones efectuaron disparos que fueron repelidos por la Policía, tras lo cual, uno de ellos que tenía una campera con la inscripción de la PFA en la espalda y una gorra azul con la misma leyenda fue aprehendido.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...