Cambiarán la empresa para la  2ª etapa del Corredor de la Fe

El intendente Gustavo Sáenz confirmó ayer que no se le adjudicará la segunda etapa del Corredor de la Fe a la empresa que lo está realizando ahora, por múltiples fallas que hubo en su ejecución.

- Intendente, ¿se le va a adjudicar a la misma empresa la segunda etapa del Corredor de la Fe?

- "De ninguna manera".

Así, seco y tajante respondió el jefe comunal cuando fue indagado, durante el acto por el aniversario 436 de la ciudad, sobre esta obra que le dio más de un dolor de cabeza al municipio. "Yo he tomado la decisión de que en la segunda etapa no siga la misma empresa. Se establecieron multas importantes para ellos", aseguró Sáenz.

A fines del año pasado el municipio puso en marcha el plan financiado por el Gobierno nacional para hacer a nuevo 63 cuadras del área centro. Este trabajo se llevará a cabo en ocho etapas, con una inversión inicial de 300 millones de pesos.

El tema es que de los tramos en donde se comenzó a trabajar en la semipeatonalización, en calle Juramento, entre Caseros y España, ya se realizaron más de cuatro reparaciones. Levantamiento de adoquines por mal compactación del suelo y filtraciones de agua son algunos de los problemas detectados. También hubo problemas en Caseros, entre 25 de Mayo y 20 de Febrero.

 

En una nota publicada el pasado 5 de abril, el secretario de Obras Públicas, Wanny Caramella, y el jefe de Gabinete, Luis María García Salado, le habían señalado a este diario que en las inspecciones que realizaron a la obra se dieron con "falencias gravísimas".

Los trabajos son llevados adelante por la empresa Premoldeados del Norte. En ese momento los funcionarios aseguraron que la empresa había firmado un acuerdo de que en caso de que no cumpliera con lo prometido, no iba a seguir para la segunda parte.

Ayer Sáenz señaló que por el monto de estos trabajos habrá que llamar a licitación nuevamente, lo que implicará más tiempo para finalizar las tareas.

Disculpas a los vecinos

"Lo que sí hay que hacer es pedirle disculpa a la gente, porque en definitiva es la que sufre las consecuencias (de una obra mal realizada)", afirmó Sáenz. El intendente remarcó que las obras mal hechas no las paga el municipio, sino que van por cuenta de la empresa. "Si la tiene que hacer 100 veces, la tendrá que hacer", aseguró.

Además, aseguró que dialogarán con los comerciantes que fueron afectados por los trabajos en el área centro. Muchos reportaron drásticas caídas en sus ventas.

"Es una obra grande e importante y hay que darle el valor que tiene porque abajo se cambió todo: cañerías, cloacas, agua. Todo lo que no se hizo durante 50 años lo estamos haciendo nosotros", aseguró.

Y concluyó con una frase: "En 50 años se hicieron 6 cuadras peatonales. En dos años ya hicimos 12".

.

.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...