La autopista de la ruta 50 ya está rota y se estrenó hace dos meses

El pasado 26 de abril, en medio de serios cuestionamientos de los vecinos del departamento de Orán, funcionarios nacionales, provinciales y municipales fueron testigos de la habilitación de una de las obras que se convirtió en un verdadero monumento a la corrupción y a la desidia.

Las obras se habían licitado en 2007 y su presupuesto fue modificado varias veces en millones que nunca serían suficientes para un trabajo correctamente terminado. Está a la vista ya que luego de su inauguración hace poco más de dos meses, persisten los corte en la ruta nacional 50 por obras inconclusas y por el gran deterioro, solo explicable por la mala calidad de los materiales utilizados y la dilapidación de recursos destinados a esta obra.

El Tribuno recorrió un tramo de la autopista y pudo captar imágenes de los baches, hundimientos y badenes que ya presenta una ruta nacional con la que especularon todos los funcionarios a la hora de hacer campañas políticas, desde hace más de una década.

A pesar del escaso tiempo que lleva la obra inaugurada genera descontento en los vecinos, que además sugieren que no deja de ser peligrosa la cantidad de pozos, quizás por eso se ven algunas maquinarias intentado reparar una obra que costo cientos de vidas en accidentes, y millones de pesos a todos los salteños.

Aunque resta concluir los polémicos ingresos a la ciudad de Hipólito Yrigoyen, el pasado 26 de abril dejaron habilitada, "simbólicamente", la obra de la autopista Orán-Pichanal, con la presencia del ingeniero Javier Iguacel, director de Vialidad Nacional en aquel momento (hoy ministro de Energía), quien en ese momento, ante la requisitoria periodística sobre la cantidad de baches que ya tenía la ruta, dijo con total descaro: "Yo no vi ninguno".

Tras diez años de espera por la finalización de la obra vial que uniría Orán y Pichanal, finalmente se habilitó el tramo Orán - Hipólito Yrigoyen a fines de abril, en medio del descontento de vecinos que ya notaban deterioros en la flamante obra, sin contar que aún falta terminar el tramo de Hipólito Yrigoyen.

La ruta nacional 50 es llamada "ruta de la muerte", por la cantidad de accidentes viales, la mayoría fatales, es considerada por los vecinos como el monumento a la desidia y a la corrupción, los cuales incluyeron reclamos, denuncias, paralizaciones de obra, suspensiones de pagos, manifestaciones de trabajadores, actualizaciones de montos y muchas otras irregularidades.

Salida norte de Yrigoyen

La salida por la zona norte de Hipólito Yrigoyen comenzó a discutirse en el 2016, porque la autopista no contemplaba la construcción de ningún tipo de salida por esa zona, obligando a todos los vecinos a tener que salir por la zona sur y viajar en dirección al norte para llegar a la ciudad de Orán. Esto provocó que se elevaran quejas a Vialidad de la Nación, y que se interpusieran recursos ante la justicia. Vialidad respondió que accedía a construir un puente elevado de egreso en la zona norte pero este anuncio tampoco agrado a la vecindad.

Al rechazar la propuesta de vialidad nacional la decisión recayó en manos del juez federal de Orán Gustavo Montoya que se expidió a favor del proyecto de Vialidad Nacional en noviembre del año pasado.

La construcción anexa denominada intercambiador, ubicada al norte de la localidad de Yrigoyen tardará un tiempo más, ya que en los próximos meses se procederá a su licitación.

De esta manera, la autopista contará con dos rotondas: una en el acceso sur a Orán y la otra rotonda está donde confluyen la RN34, RN50 y la RP5, en el acceso norte a Hipólito Yrigoyen (pronto a licitar) está proyectado un egreso mediante un puente elevado a la altura de El Tabacal y en el acceso sur Hipólito Yrigoyen ya está construido un distribuidor. Los vecinos aún están expectantes.

Por otra parte, el entonces director Nacional de Vialidad, Javier Iguacel, encabezó el día de la inauguración una conferencia de prensa y dijo que la obra de la autopista “sí está concluida, motivo por el cual hoy se está realizando el acto oficial para su apertura”; y que el pedido de otro ingreso para Yrigoyen “corresponde a una obra distinta que se realizará y culminará dentro de un año”. Pero hasta la fecha ni siquiera se licitó la obra.

Vecinos de Yrigoyen, enojados

Los vecinos de la localidad de Yrigoyen mostraron su descontento cuando conocieron la noticia de la inauguración de una obra incompleta, ya que había obras complementarias que se prometieron a los vecinos y no se hicieron.

Demasiados anuncios

El proyecto de la autopista Orán - Pichanal fue presentado por la entonces diputada nacional mandato vencido arquitecta Beatriz Daher el 12 de abril del año 2000, así que la anhelada obra lleva 18 años de espera. La obra inició en 2008 y consistía en la ejecución de una doble calzada en el tramo más transitado de la ruta 50, con un tránsito medio anual de 7.000 vehículos por día.

La obra licitada en 2007 comenzó a gestarse a principios del 2008 en el transcurso de 10 años; anunciaron diferentes fechas para finalización de obras. En 2012 el ministro Julio César Loutaif anuncio que se terminaría la obra en 2014, año en que el diputado nacional Pablo Kosiner anunció como fecha definitiva el 2015. Por su parte, Javier Iguacel, director nacional de Vialidad, sostuvo en 2015 que en 2016 estaría lista. Nada se cumplió. Finalmente, Blosser aseguró que la obra de la empresa Dycasa estaría finalizada en marzo de este año y fue en abril, y a medias, que se logró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...